El zoológico de Barcelona, España, tiene un nuevo inquilino, y es Tibor, un tigre de Sumastra de ocho años de edad, éste es procedente del zoológico de Edimburgo.

Está tuerto a causa un glaucoma.