Ciudad de México.-De todos los gestos increíblemente románticos que pudieran existir, este hombre gana con un 10 perfecto en la categoría, y es que la increíble idea que tuvo para proponer matrimonio a su novia echa por tierra hasta a las propuestas más pomposas de Hollywood y, seguramente, será algo que su futura esposa lleve en la mente por el resto de su día.

Y es que los astros se alinearon para jugar en favor de John Nicotera, quien llevaba meses planeando la propuesta perfecta y a quien la pandemia de covid-19 no detuvo a pesar de arruinar sus planes originales y quien pudo pedir matrimonio a su ahora prometida frente a un fenómeno astronómico que no se repetirá sino hasta dentro de 6 mil 800 años, más o menos.

Y es que Nicotera había planeado la propuesta a Erica Pendrak en un viaje al Parque Nacional Crater Lake en Oregon este verano, sin embargo, éste tuvo que cancelarse debido a la pandemia.

Pero él no se iba a quedar con las ganas, y terminó pidiendo matrimonio a su novia frente al cometa Neowise, desde el Empire State, en un momento que quedó registrado en unas asombrosas fotografías.

John invitó a Erica a observar el cometa sin que ésta sospechara nada. Iban acompañados de su amigo, el fotógrafo Tim Leach, y el primero, sólo podía esperar a que todo jugara en su favor. Nicotera sabía que el que todo saliera perfecto era tan solo cuestión de suerte, pues sabía que debía esperar a que "las nubes estuvieran lejos y que la madre naturaleza fuera amigable con él", según relató a diversos medios estadunidenses.

Y, lo logró, pues las condiciones climáticas fueron perfectas para llevar a cabo su cometido. Antes de la propuesta, Tim le hizo el favor de tomarle algunas preciosas fotografías con el cometa de fondo y, cuando llegó el momento de la verdad, John hizo una seña a su amigo para que pudiera capturar el momento exacto en el que se arrodillaría.

Todo salió bien, y el resultado fue una fotografía un tanto fuera de foco en donde se ve, entre sombras, al John arrodillado, a Erica sorprendida frente a él y el anillo y el cometa de fondo iluminando la escena. John, quien se describe como un aficionado del espacio, fue el encargado de publicar estas fotografías en Twitter, en donde por supuesto, se volvieron virales.