México, (Notimex).- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó este viernes que cientos de miles de niños podrían morir este año como resultado de las medidas de mitigación que se están poniendo en marcha por la pandemia del COVID-19.

Señaló que mientras se cuentan las muertes y los contagios por el nuevo coronavirus, la atención se está distrayendo de los efectos que la pandemia tiene no sólo en la salud, sino también en la educación, seguridad y pobreza.

“Muchas de las medidas de mitigación son, por supuesto, necesarias. Pero son las medidas, mayoritariamente, las que están afectando a los niños, y trágicamente no son siempre las más adecuadas”, explicó la directora global de la oficina de políticas de Unicef, Laurence Chandy.

Asimismo, el organismo añadió que la crisis económica obligará a las familias de escasos recursos a recortar gastos médicos y de comida, lo que pondrá en riesgo la salud de los niños.

“Podemos esperar peores resultados en cuanto a salud de los niños. Y los efectos de la recesión global en la mortalidad infantil se espera que sean cientos de miles de muertes de niños adicionales”, indicó la Unicef.

Finalmente, hizo un llamado a expandir la asistencia social, asegurar la disponibilidad de comida y adaptar las medidas de distanciamiento social y confinamiento que están obligando a la gente abandonar sus trabajos; así como priorizar la continuidad de los servicios de protección infantil.