Ciudad de México.- Pese a reconocer diferencias, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo trabajarán en una estrategia conjunta de seguridad.

“En vez de echarnos la culpa, hemos decidido sumarnos para darle seguridad al pueblo de Guanajuato. Ya se está aplicando estrategia conjunta, encabezada por el ciudadano gobernador, que significa trabajar todos los días atendiendo este problema, que haya reuniones diarias tanto del gobierno del estado, como del gobierno federal”, reconoció López Obrador.

“Estamos buscando mejorar la coordinación entre gobierno del estado y gobierno federal, el ciudadano gobernador ha decidido participar en una estrategia conjunta independientemente de algunas diferencias que tenemos, y ese es nuestro deseo que haya una democracia en México y eso implica el derecho a disentir y la pluralidad”, dijo el mandatario federal en conferencia de prensa en Irapuato.

López Obrador agradeció que Rodríguez Vallejo haya rectificado su postura, debido a que se ausentaba en las reuniones de seguridad con el gobierno federal.

Guanajuato, con 1,741 homicidios dolosos, tiene el registro de ser el estado más violento en el país durante el primer semestre de 2020.