#Trendy

Universitario descubre especies de hormigas no registradas en Puebla

El estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP comentó que la colección de hormigas del Laboratorio de Entomología, del Cenagro del ICUAP, está conformada por alrededor de tres mil 500 ejemplares.

Por Redacción, 2017-12-04 14:15

Puebla, Notimex.- Tras conformar una amplia colección de especies de hormigas como parte de una investigación, el estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP, César Maximiliano Vázquez Franco descubrió la presencia de ocho variedades de estos insectos, que hasta la fecha no se sabía que existían en Puebla.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) señaló que por su participación en cursos y sus conocimientos en el área, a sus 21 años se convirtió en el más joven integrante de Formicidae de México, grupo de expertos en hormigas, cuyos nombres están en un directorio virtual para brindar información a quien lo requiera.

Es uno de los 20 estudiantes seleccionados del país para asistir al “Primer Curso de Hormigas de México”, que se llevará a cabo del 1 al 10 de julio del 2018, en la Estación de Biología Chamela de la UNAM, señaló en un comunicado.

Añadió que al curso asistirán 15 investigadores que ofrecerán pláticas sobre taxonomía, paleontología, diversidad, etología y genética, entre otros temas relacionados con el estudio de estos insectos.

La máxima casa de estudios en Puebla mencionó que a la fecha, el estudiante y practicante en el Laboratorio de Entomología, del Centro de Agroecología y Ambiente (Cenagro), del Instituto de Ciencias de la BUAP, ha colaborado en dos publicaciones de las memorias de los congresos de entomología, organizados por la Sociedad Mexicana de Entomología.

César Maximiliano Vázquez, a partir de sus investigaciones, descubrió la presencia de ocho especies de hormigas, que hasta la fecha no se sabía que existían en el estado, cuatro de estas fueron recopiladas en una nota científica, hoy en revisión para ser publicada en la revista Acta Zoológica Mexicana, editada por el Instituto de Ecología AC.

“Encontramos una especie llamada Gnamptogenys sulcata, que representa el primer registro de la subfamilia Ectatomminae; también reportamos a las especies Neoponera verenae, Neoponera villosa y Procryptocerus scabriusculus”, explicó.

Las otras cuatro especies encontradas, Pheidole dwyeri, Pheidole granulata, Pheidole mixteca y Pheidole yucatana, fueron el resultado de una revisión a nivel nacional, hecha con especialistas de toda la República, y con el apoyo de un experto de la universidad de Utah, destacó.

Agregó que los reportes formarán parte del capítulo de un libro que trata sobre el género Pheidole, el cual será editado por la Universidad de Guadalajara.

Ejemplares de Pheidole dwyeri, Pheidole granulata y Pheidole yucatana fueron donados a la Universidad de Utah y esta, a su vez, compartió la información de Pheidole granulata al sitio AntWeb, base de datos de la Academia de Ciencias de California, apuntó.

El estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP comentó que la colección de hormigas del Laboratorio de Entomología, del Cenagro del ICUAP, está conformada por alrededor de tres mil 500 ejemplares, lo que representa 70 por ciento de las especies identificadas en el estado de Puebla.

Puntualizó que cuentan con muestras obtenidas de diferentes lugares, como Africam Safari, Atlixco, Cuetzalan y parques del centro de la ciudad.

Además, establecieron colonias pequeñas de hormigas para ensayos de control agroecológico, “colectamos a las reinas, en los meses de junio y julio (cuando son los vuelos nupciales), para establecer estos nidos de forma artificial”, expresó.

Indicó que mediante estas colonias aseguran si los métodos de control son adecuados o no, y luego los prueban en campo para corroborar el efecto que tienen en colonias adultas.

Estudiar este tipo de insectos es importante, porque son elementos numerosos en los ecosistemas terrestres, “se debe tener conocimiento del tipo de organismos que pueden apoyar o perjudicar a ciertos entornos, además de que a nivel nacional hay pocos especialistas en esta área”, consideró.

Vázquez Franco desde pequeño le gustó la biología, razón por la que comenzó a conservar insectos en frascos y porque le resultaba menos costoso que tener una serpiente en casa y asustar a sus vecinos.

“Con el tiempo empecé a hacer crías de hormigas y aunque los hormigueros son difíciles de elaborar, a mí se me facilitaba fabricarlos y hasta cierto punto encontraba divertido tener unas placas con muchos insectos”, precisó.

Como estudiante de primer año de la preparatoria Benito Juárez García, participó en una feria de ciencias de Conacyt, donde presentó un hormiguero que fue evaluado por Cecilia Pérez Torres, actual profesora investigadora del Cenagro, quien después de observar su trabajo lo invitó a colaborar en el Laboratorio de Entomología.

Dicha oportunidad le brindó un primer acercamiento con el estudio de los seres vivos y sentar las bases científicas de su interés por las hormigas.

Además, gracias al asesoramiento de Agustín Aragón García, investigador del mismo centro y responsable del laboratorio, tuvo la oportunidad de acudir a diversas actividades en el Instituto de Ecología, lugar en el que conoció a especialistas en el área.

Actualmente continúa con este trabajo de identificación y clasificación de las hormigas, y junto con los académicos investiga material de dos posibles especies más que no se tenían registradas en el estado.

El estudiante de la BUAP adelantó que como parte de su proyecto de tesis planea generar un listado general de todas las especies de Puebla, y dijo sentirse agradecido porque sus primeros pasos en el mundo de la ciencia e investigación han sido reconocidos.

#Trendy

Mexicano encargado de los efectos visuales en «Game of Thrones»

El trabajo del mexicano no solo se limita a haber colaborado en Game of Thrones, sino también ha participado en películas como Capitana Marvel, Aquaman, Tomb Raider, entre otras.

Por Redacción, 2019-05-20 16:20

México.-La última temporada de la aclamada serie de televisión Game of Thrones tuvo un toque muy mexicano. La historia que ayer llegó a su final luego de estar 10 años al aire, contó con la participación del mexicano Carlos Flores Tavitas, quien estuvo a cargo de los efectos visuales de los últimos tres episodios de la historia.

El estudio para que el que trabaja el egresado del Tecnológico de Monterrey en la licenciatura de Comunicación, Scanline VFX, fue contratado por la productora de la icónica serie a fin de encargarse de todos los efectos especiales que se vieron en su desenlace.

Flores Tavitas fungió como coordinador del área y tuvo a cargo hasta 30 artistas digitales que tuvo que organizar para que todas las exigencias de HBO se entregaran en tiempo y forma. Su departamento realizó las tareas de Roto Paint y Compositing.

«El último episodio visualmente es espectacular. Hay momentos en los que no te darías cuenta qué cosas son efectos visuales, se ve natural, como si realmente hubiera sido filmado de la forma en la que se hizo. En cuanto a la historia creo que le hace justicia a la serie, justicia a lo que hemos visto estos 10 años», declaró en entrevista para el Tec de Monterrey.

Carlos detalló el proceso de trabajo: su equipo primero recibía el material perforado (con fondo verde) y luego se encargaba de pintar a detalle las escenas. Es decir, borrar todos aquellos errores que surgían durante la grabación de las escenas como por ejemplo si se veían algunos cables, la tarea de sus colaboradores era borrarlos.

«Rotoscopeo es básicamente hacer figuras en un personaje para que al final uno pueda hacer capas delante y atrás en una escena como si fuera Photoshop; por ejemplo, cuando Daenaerys (un personaje de la serie) está montada en Drogon, puedes ver al dragón enfrente y atrás de ella», explicó.

«Y en ‘compositing’ lo que hicimos fue recibir el trabajo de todos los departamentos y hacerlo que se vea bien. Es el último paso del proceso de efectos visuales, es muy creativo, es afinar los detalles para que se vea perfecto», dijo.

Actualmente, Carlos reside en Vancouver, Canadá, y trabaja para el estudio Digital Domain, fundado por James Cameron, donde ya había sido asistente de producción de efectos visuales y debutó como coordinador de efectos visuales en la película Ready Player One hace un par de años.

#Ciencia y tecnología

Brócoli te puede ayudar a prevenir tumores cancerígenos

Un grupo de científicos han descubierto los posibles beneficios de los vegetales crucíferos y en particular de una enzima muy especial que puede servir para prevenir el desarrollo de tumores cancerígenos.

Por Redacción, 2019-05-20 16:07

México.-Uno grupo de científicos encontró que el brócoli puede ayudar a combatir el cáncer.

Una enzima que se encuentra en el brócoli puede ser esencial para una nueva investigación para combatir el cáncer. Un grupo de científicos del Instituto Beth Israel Deaconess, liderados por el doctor Pier Paolo Pandolfi, han descubierto los posibles beneficios de los vegetales crucíferos y en particular de una enzima muy especial que puede servir para prevenir el desarrollo de tumores cancerígenos.

“Encontramos un nuevo jugador crítico en el camino del desarrollo del cáncer: una enzima que puede ser inhibida por un compuesto natural del brócoli y de otras verduras crucíferas.” Explicó Pandolfi.

“Esta enzima no nada más actúa como una reguladora del crecimiento de tumores, sino que también es el talón de Aquiles que necesitamos para buscar otras opciones terapéuticas.”

El gen supresor que menciona Pandolfi es el PTEN y es el más potente supresor de tumores en los cánceres humanos. El PTEN disminuye el crecimiento de tumores y, por eso, el cáncer lo suprime para desarrollarse.

La hipótesis de Pandolfi y su equipo es que, al restablecer el gen PTEN a niveles normales, se puede aprovechar su potencial en la supresión de tumores.

Tras mucha investigación, los científicos del Instituto Beth Israel Deaconess, encontraron que hay un gen, llamado WWP1 que produce la enzima que inhibe el potencial de supresión de tumores del gen PTEN.

Y, para atacar a este supresor del PTEN, los investigadores encontraron que una pequeña molécula presente en el brócoli y otras verduras crucíferas, llamada indole-3-carbinol (I3C), es esencial. Básicamente, el I3C puede frenar los efectos del WWP1 y restablecer el potencial curativo del PTEN para combatir la formación de tumores.

Las pruebas con animales fueron bastante prometedoras. Sin embargo, para poder activar todos los beneficios contra el cáncer del I3C, un humano necesitaría comer cerca de tres quilos de brócoli sin cocinar al día.

Y eso suena bastante desagradable. Por eso, los científicos están buscando aislar y producir la molécula I3C para implementarla como inhibidora del WWP1 y convertirla en una nueva punta de lanza en la batalla contra el cáncer.

Por supuesto, Pandolfi tiene interés en el asunto porque, junto a otros miembros de su equipo, es dueño de una compañía farmacéutica que, potencialmente, podría desarrollar los protocolos químicos de esta prometedora cura.

“La desactivación genética o farmacológica del WWP1 con tecnología CRISPR o con el I3C puede restaurar las funciones del gen PTEN y liberar su potencial de inhibición de los tumores. Este descubrimiento pavimenta el camino hacia una reactivación de los protocolos de supresión de tumores en la investigación y el tratamiento del cáncer.”

Ojalá se sigan desarrollando estas curas y que pronto podamos ver los resultados en pacientes humanos. Mientras tanto, no hace daño comer más brócoli.

#Trendy

Beber jugo de naranja igual de riesgoso que el refresco: estudio

Aunque el jugo contiene azúcares ‘naturales‘, éstas no se diferencian químicamente de los azúcares en otras bebidas cuando entran al cuerpo y son procesados.

Por Redacción, 2019-05-20 16:01

México.-Beber mucho jugo de naranja podría incrementar el riesgo de muerte prematura de la misma forma que lo haría cualquier refresco, de acuerdo con una investigación.

A pesar de ser visto como la opción saludable para acompañar alimentos, un estudio liderado por científicos estadounidenses ha encontrado que sus beneficios para la salud en realidad son pocos frente a otras bebidas con azúcares añadidas o artificiales.

Gente que bebió un vaso de 350 mililitros (ml) de jugo de naranja diariamente tuvo una probabilidad incrementada del 24 por ciento de morir durante el estudio, comparada con una probabilidad de 11 por ciento en aquellos que eligieron cualquier bebida azucarada.

Los investigadores de la Universidad de Emory argumentan que sus hallazgos retan la establecida afirmación de que el jugo es más saludable que cualquier otra bebida con azúcares agregados o artificiales.

Mientras que el 100 por ciento del jugo contiene vitaminas y fitonutrientes de los que carecen la mayoría de las bebidas con azúcar, los ingredientes predominante en ambos son el azúcar y el agua”, escribieron los investigadores en la publicación del estudio para la revista académica JAMA Open.

Aunque el jugo contiene azúcares ‘naturales‘, éstas no se diferencian químicamente de los azúcares en otras bebidas cuando entran al cuerpo y son procesados.

La metodología consistió en seguir por seis años el desarrollo de 13 mil 440 adultos estadounidenses con una edad mayor a 45 años que no tuvieran antecedentes de cardiopatía.

Cerca de 94 por ciento del grupo declaró en un inicio que bebían jugo de fruta, mientras que el 80.9 por ciento bebían también otro tipo de bebidas azucaradas. En el curso del estudio, se presentaron 1000 muertes, de las cuales 168 tuvieron como causa enfermedades coronarias.

Las personas que estuvieron en mayor riesgo de morir fueron aquellos con un consumo alto de bebidas con azúcar, incluyendo jugo. Debido a que obtenían más del 10 por ciento de sus calorías con bebidas dulces, estas personas tuvieron 44% mayor riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares y 14% mayor probabilidad de morir por otras causas en general.

Estos datos sugieren que el consumo de bebidas dulces, incluyendo el jugo de fruta, está asociado con la mortalidad multicausa”, concluyen.

Para el doctor Gunter Kuhnle, experto en nutrición de la Universidad de Reading, el estudio de Emory reafirma efectivamente que los beneficios del jugo de fruta no son suficientes para contraatacar su contenido de azúcares.

Los jugos de fruta pueden proveer vitaminas e incluso fibra, pero hay pocos beneficios para la salud además de esos: la cantidad de fitoquímicos encontrados en los jugos es demasiado bajo como para tener un beneficio para la salud posteriormente, ni si quiera en su contenido de ‘antioxidantes’”, agregó Kuhnle.