Más de 700 casos de cólera han sido reportados en Sudán del Sur, de los cuales 32 personas han muerto, informó hoy el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destacando que una de cada cinco víctimas mortales son niños menores de cinco años.

Alertó que una quinta parte de las muertes por cólera, confirmadas en Yuba y Bor -principales ciudades de Sudán del Sur- son niños pequeños y resaltó el papel de las escuelas para prevenir la propagación de la enfermedad.

“El cólera es una enfermedad mortal que afecta de manera desmesurada a los niños pequeños”, dijo el representante de la UNICEF en Sudán del Sur, Jonathan Veitch, en un comunicado difundido en el sitio web del organismo.

“Una de las formas más contundentes de responder a este brote es dando a los niños en edad escolar la información y herramientas que necesitan para protegerse a sí mismos y a sus familias”, indicó.

UNICEF, que ha resaltado el papel de la educación para detener el brote de cólera en Sudán del Sur, está trabajando con los niños y profesores en todo el país para crear conciencia sobre la manera de evitar que la enfermedad se propague aún más.

UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de Sudán del Sur también están trabajando en todo el país para que las escuelas estén al frente de la respuesta.

Así, los profesores y estudiantes están recibiendo formación sobre promoción de la higiene, incluyendo la importancia del lavado de manos con jabón y una manipulación segura de los alimentos.

Veitch ha advertido que si el brote de cólera se expande más allá de su posición actual, especialmente a los estados afectados por el conflicto, sumado a la carencia de servicios de salud operativos podría llevar a una pérdida devastadora de vidas.

“Es una carrera contrarreloj para prevenir la propagación del cólera por el río Nilo, especialmente durante la estación de lluvias. Ahora nuestra prioridad es llegar a los niños más vulnerables que necesitan con urgencia agua potable y vacunas”, explicó.

UNICEF en Sudán del Sur necesita con urgencia 4.6 millones de dólares para financiar la respuesta de emergencia al cólera durante seis meses.

El cólera es una infección intestinal provocada por la ingestión de alimentos o de aguas contaminadas por una bacteria, que puede causar la muerte en unas horas si no se trata.

La enfermedad infecto-contagiosa provocada por la bacteria Vibrio cholerae se suma a la grave crisis humanitaria en ese país africano, golpeado por la violencia interna desde finales de 2013.