Un chiste del hombre más rápido del mundo, Usain Bolt ha hecho poca gracia a algunos usuarios de redes sociales.

Durante una entrevista con la NBC, el velocista jamaiquino fue cuestionado sobre el tema del virus del Zika que afecta particularmente a Brasil, donde se llevarán a cabo los Juegos Olímpicos.

"Estoy seguro de que podrán controlar la situación. No estoy muy estresado al respecto”, dijo al inicio, en un tono serio.

Sin embargo, el reportero le preguntó si era cierto lo que algunos miembros del equipo jamaiquino aseguraban: que los mosquitos se mantenían lejos de él.

- ¿Por qué los mosquitos se intimidan con Usain Bolt? – le preguntaron al medallista

“Porque soy rápido. No me pueden atrapar”, dijo Bolt con una risa.

El chiste no pasó desapercibido en varios usuarios de redes sociales, uno de ellos fue Harry Reekie, productor de la CNN Sports, quien publicó en Twitter:

“El comentario de Usain Bolt en la NBC es difícil de creer. Claramente es una broma, pero estúpida, irresponsable decir algo así”.

Brasil se ha visto especialmente afectado por el virus, que ha sido relacionado con defectos congénitos alarmantes, incluyendo daño cerebral.

Sin embargo, debe destacarse el compromiso que el seis veces ganador de la medalla de oro ha tenido sobre el tema de la salud.

Recientemente se unió a una campaña de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para vacunar a casi 60 millones de niños y adultos contra más de 20 enfermedades peligrosas.

Él aparece en un promocional  en el que expresa: "Vamos por el oro. Vacúnate", en referencia a los próximos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

"Yo estoy al día con mis vacunas, ¿y tú?", pregunta Bolt en uno de los promocionales de la campaña.

Entre las acciones planificadas para este año figuran actividades de control de mosquitos para prevenir casos de zika, dengue y chikungunya, detalló la OPS.

La Organización Mundial de la Salud dijo esta semana que si bien el zika se está convirtiendo en un virus cada vez más preocupante, no creen necesario que los Juegos Olímpicos se cancelen o aplacen como consecuencia del brote que se ha extendido a 60 países.