México.- Aunque el gobierno de AMLO, con la Secretaría de Salud, ha planeado la rehabilitación de hospitales y centros de salud, las deficiencias en el servicio son perceptibles en los distintos estados de México. El ejemplo está en lo que sucedió en el Hospital General de Magdalena, en Sonora, donde a una recién nacida le colocaron un garrafón de agua como incubadora.

En redes sociales, circuló la imagen de la bebé con el garrafón de agua, hecho que causó la indignación de los usuarios y, de inmediato, se cuestionó al gobierno de Sonora —que está bajo la gestión de Claudia Pavlovich— por la negligencia del personal de hospital.

De acuerdo con los familiares de la recién nacida, todo comenzó cuando a su mamá le negaron la atención en el hospital, justo cuando estaba a punto de dar a luz.

Por esta razón, la mujer tuvo que parir dentro de un auto. Luego, regresó al hospital Magdalena para recibir apoyo. Y, finalmente, los trabajadores la recibieron… peeeeeero a la bebé le colocaron un garrafón que servía como incubadora —todo esto sucedió el pasado 11 de febrero—.

Según el testimonio de Nohemí Hernández de Valdivia, abuela de la bebé, una de las trabajadoras del hospital argumentó que no podía recibir a la paciente —aunque estuviera en labores de parto— porque no había cupo en las instalaciones —y eso que la mujer contaba con Seguro Popular, pero esto no fue suficiente para que el personal del hospital la atendiera—.

Nohemí Hernández compartió su denuncia en redes sociales y expuso que después de escuchar las razones de la trabajadora y, una vez que su nuera dio a luz y les permitieron el paso a las instalaciones, la familia se percató de que había camas desocupadas.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue la atención que el personal le brindó a la bebé, al utilizar un garrafón como incubadora.

“Verdaderamente es una tristeza que pase esto y una ciudad que gasta recursos para titularse de pueblo mágico y ni siquiera cuenten con los recursos humanos, menos tecnológicos para estas urgencias”, lamentó la abuela de la recién nacida.

Una vez que la imagen se difundió en redes sociales, Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, pidió la destitución de la directora del Hospital General de Magdalena, Rebeca Villa Morales.

Y entre las instrucciones que dio —y publicó en su cuenta de Twitter— están: Que se agilicen las gestiones ante el gobierno de AMLO para que concluya el equipamiento del nuevo hospital de Magdalena; y la revisión de todo el equipo con el que se atiende a los pacientes en todos los centros de salud y Hospitales de Sonora.

Según Pavlovich, el trabajo está en la no repetición de este caso, mientras la familia Valdivia espera que NO se haya pasado la cuenta del servicio del hospital a su seguro, “como si verdaderamente hubieran atendido el parto, ¡ya sería el colmo!“, expresó Nohemí Hernández .