Villahermosa, Tabasco.- El gobernador Adán López Hernández confió este martes 28 que con las adecuaciones para ampliar la capacidad hospitalaria a mil 100 camas será suficiente para atender la demanda de atención de pacientes con coronavirus y superar la emergencia sanitaria.

“En estos momentos la capacidad instalada es suficiente, si ustedes revisan, ayer anduvimos en el orden de los 670 hospitalizados, la capacidad instalada está en el orden de las 950 camas y va a crecer con la parte temporal del ISSET, con lo de la burbuja que ya está operando y con el ISSSTE y con el Seguro Social”, dijo en entrevista.

En gira por el municipio de Huimanguillo, indicó que de ser necesario se habilitaría la Nave III del Parque Tabasco o se instalarían unidades hospitalarias móviles para la atención de pacientes con COVID-19.

Explicó que el pico de más de 400 nuevos casos positivos, de este lunes, obedece a que los equipos del Laboratorio Estatal de Salud Pública se encontraban en mantenimiento y esto retrasó el análisis de las muestras, pero confió en que este día se retomarán los casos a la baja.

Precisó que pese a los recortes presupuestales, este 2021 se tiene contemplado concretar obras de infraestructura de salud, incluyendo un Centro Especialidades de Enfermedades Tropicales, el cual se realizaría en convenio con la Universidad Olmeca, que tiene una instalación de hospitalización en sus instalaciones casi a punto de ser concluida.

Engañoso, tanque de oxígeno

López Hernández reiteró el llamado a la ciudadanía de que en caso de sentir síntomas acudan a los hospitales y eviten comprar tanques de oxígeno para atenderse en sus domicilios, pues su efectividad es engañosa y sólo pone en riesgo su vida.

“Si se sienten mal, no compren el tanque de oxígeno ni lo usen en casa, porque es engañoso. El problema del tanque de oxígeno es que, efectivamente te da capacidad respiratoria pero te esconde la inflamación de los pulmones, que es lo que termina por colapsar”, indicó.

Posponen ciclo escolar

El gobernador adelantó que tampoco se podrá en riesgo a los estudiantes, por lo que será imposible reanudar las actividades escolares en agosto a como se había establecido.

“Mientras no cambiemos el color del semáforo será casi imposible que reanuden determinadas actividades, entre ellos el regreso a clases; no vamos a poner en riesgo a los niños”, señaló.