Ciudad de México.-Una efectividad total, aunque en un grupo pequeño. Seis de los seis macacos rhesus expuestos al SARS-CoV-2 después de haber sido inoculados con la vacuna de Johnson & Johnson quedaron protegidos ante cualquier efecto del virus sobre sus pulmones. Además, cinco de los seis tampoco se infectaron, o al menos no se detectó la presencia del patógeno en sus fosas nasales.

Son las conclusiones del estudio que publica este jueves la revista Nature. El proyecto de esta compañía es uno de los que recibe financiación pública de Estados Unidos (456 millones de dólares) y que comienza ahora los ensayos de fase 1 en humanos. La publicación del artículo supone una confirmación revisada de los resultados obtenidos en fases anteriores.

El hecho de que sólo haga falta una dosis puede ser una ventaja competitiva, ya que los estados van a tener que desembolsar una gran cantidad de dinero y cada dosis supone una inversión millonaria. Johnson & Johnson ha manifestado hasta ahora que no pretende extraer un beneficio económico inmediato en la actual situación de crisis sanitaria.

Los ensayos a gran escala están previstos para septiembre y la compañía va a probar la diferencia de la efectividad en humanos entre la administración de una sola dosis o de dos. Las pruebas se realizarán en paralelo.