Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que México sufre el impacto de la pandemia de covid-19, la cual generó la crisis económica mundial más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años. Sin embargo, aseguró que el país va “saliendo del hoyo”.

En la víspera del mensaje por su Segundo Informe de Gobierno, el mandatario destacó que la estrategia federal contra la emergencia generada por el covid-19 ha funcionado y, pese a las vidas que ha cobrado la enfermedad, “no han faltado ni faltarán camas ni ventiladores para atender enfermos… y poco a poco vamos saliendo de esta pesadilla”.

Subrayó que el país está saliendo de la crisis económica generada por el coronavirus “con bajos costos”, ya que no se ha contratado más deuda. Además, destacó que hay indicadores que reflejan mejoras, como la recuperación del empleo formal, la apreciación del peso frente al dólar y que las remesas desde Estados Unidos se mantuvieran constantes.

Aunque también reconoció que la deuda del gobierno sufrirá un incremento significativo, debido a que está contratada en dólares, el jefe del Ejecutivo federal afirmó que no hay nada que temer, porque el país goza de finanzas sanas y su gobierno mantendrá la misma estrategia para continuar combatiendo la emergencia sanitaria.

Ante la crisis en escuelas privadas, debido a la migración de alumnos al sistema público, ofreció analizar un incremento en la deducibilidad de colegiaturas.

Al tiempo, destacó que para este mes de agosto la recuperación de empleos formales es probable que alcance la cifra de cien mil.