Ciudad de México.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) evalúa interponer recursos legales, incluso por desacato, a las dependencias que no han respondido a los requerimientos de información que se han hecho para integrar la revisión de la Cuenta Pública 2019, informó David Colmenares, titular de la dependencia.

En un panel convocado por la Organización para la Cooperación de Desarrollo Económicos (OCDE) en el que funcionarios de varios países de América Latina denunciaron que la pandemia de Covid-19 se ha usado como excusa para relajar las medidas de transparencia de los recursos públicos, el auditor superior de la Federación dijo que en el caso mexicano dada la suspensión de plazos hay “dependencias que dicen que van a contestar hasta diciembre”.

El 30 de junio, la ASF debía enviar al Cámara de Diputados la primera entrega de la Cuenta Pública 2019, documento que no se concluyó. El ente argumentó que “la emergencia sanitaria y las estrategias para su atención han derivado la suspensión de los actos formales inherentes a dicho proceso”, abonaron a que la información no se presentara.

En el seminario virtual, Colmenares subrayó que si bien la ASF trabaja con independencia y hay un Sistema Nacional Anticorrupción en marcha desde 2016, aún “hay cosas pendientes” dada la magnitud de los recursos a fiscalizar y la dispersión de sujetos a fiscalización. En el país hay autoridades para 2 mil 464 municipios y 32 entidades.

Entre los pendientes explicó que la tendencia es que las auditorías al desempeño y las recomendaciones que de ella parten no tienen efectos en las dependencias fiscalizadas. Se busca un mecanismo para que la omisión de implementar las mejoras recomendadas por la auditoría vayan con algún tipo de sanción, añadió.

Con información de La Jornada