México.- El número de muertes en el hospital regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco, aumentó a siete, seis de ellos a causa del medicamento heparina sódica contaminado con una bacteria y uno más por un cambio de catéter que se infectó con la misma bacteria.

El pasado jueves por la noche, Yenny Lizzbet Sánchez, denunció el fallecimiento de su abuelo, Bienvenido Sánchez Feria, de 75 años de edad, a quien le suministraron el medicamento contaminado y luego de pasar varios días en terapia intensiva murió de un paro cardiorrespiratorio, deceso que Pemex confirmó a través de un comunicado.

Mientras tanto, la Fiscalía General del estado (FGE), se deslindó de las tres carpetas de investigación que se han presentado ante esta instancia, relacionadas con la muerte de pacientes en el hospital de Pemex, bajo el argumento de que son de competencia federal.

A través de un comunicado, la Fiscalía estatal señala que las carpetas de investigación iniciadas fueron remitidas a la Fiscalía General de la República (FGR), junto con muestras debidamente aseguradas bajo cadena de custodia, para que se realicen los estudios toxicológicos pertinentes para obtener la causa de muerte definitiva.

Por su parte, Pemex reporta a 52 pacientes bajo seguimiento médico, 19 de ellos hospitalizados y al menos dos en terapia intensiva. Por Víctor Esquivel, corresponsal en Tabasco.