México.- El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, aseguró que regresó a gobernar la entidad por “pendientes que tiene” antes de concluir su mandato.

Tras la polémica votación en el Senado, donde primero se le negó la licencia al también Senador y luego se le aprobó, en una jugada insólita, Velasco Coello sostuvo que “regresa por voluntad propia para cumplirle al pueblo y terminar su periodo”.

“Hay mucho trabajo en materia de seguridad, gobernabilidad, derechos humanos, y principalmente en obras que deben entregarse en tiempo y forma para hacer una adecuada entrega-recepción a la próxima administración”, dijo.

Velasco expuso que “pudo haberse quedado como Senador”, pero prefirió seguir los tres meses restantes de su mandato.