México.- Jordan, una joven de 21 años, originaria de California, fue devorada por tiburones mientras hacía snorkeling en las Bahamas.

Todo ocurrió cuando los escualos la encerraron en un círculo  cerca de laIsla Rose cuando su mamá comenzó a gritar y trató de alertar a la joven pero ella fue atacada por los escualos.

Los padres de Jordan estaban viendo una horrible escena y no podían hacer nada, uno de los animales la tomó del brazo y comenzó a morderla, ella se zafó y nadó con un solo brazo hacia el bote.

Jordan y Kami, su madre y Michael, su padre, decidieron ir a una excursión en el mar cuando el lamentable ataque ocurrió.

Michael, el padre, contó a Good Morning America, cómo la joven gritó al ver al primer tiburón llegó lentamente y le agarró el brazo, después exclamó que otro más venía y le agarró una pierna, fue lo último que sus padres escucharon de su hija.

El bote rápidamente se acercó a la joven tratando de ahuyentar a los escualos, cuando Jordan estaba cerca de una roca.

El papá describió que su esposa tomó a Jordan, la abrazó, le dio un beso en la frente y le dijo: “Te veré después”, viendo morir a su hija.

El padre, con un nudo en la garganta, relató que todas las noches Kami no puede dejar de llorar al recordar a Jordan.