Acapulco.- Al menos un centenar de vendedores ambulantes de playa bloquean totalmente los dos sentidos de la avenida Costera en el Asta Bandera para exigir apoyos económicos, luego de rechazar un diálogo con representantes de la Dirección de Gobernación municipal.

A las 2 de la tarde los manifestantes comenzaron a impedir el paso después de que los trabajadores del Ayuntamiento les dijeron que iban a ser atendidos mañana domingo para recibir apoyo alimentario.

Ante el cierre de playas por la contingencia del coronavirus, los inconformes piden a las autoridades apoyos económicos y que los dejen trabajar.

Este día elementos del Ejército Mexicano impidieron a vendedores de la zona Papagayo su ingreso a las playas.

Señalan que si no les van a dar dinero los dejen trabajar y es de ellos el riesgo enfermarse porque deben pagar deudas y tienen que llevar dinero a sus casas.