México.- Un pedazo de México y de Sonora se resguardan entre las paredes de un edificio ubicado en el corazón de la frontera de Agua Prieta, donde desde hace más de una década los turistas no se ven con tanta frecuencia.

Ropa, zapatos y artesanías coloridas penden de las paredes y muros que son el atractivo para los turistas tanto extranjeros como mexicanos, pero también para los propios aguapretenses.

Alezi Artesanías es como se llama la tienda dedicada únicamente a la venta de artesanías mexicanas, la cual comenzó a operar desde noviembre pasado, en un área comercial que se creía "muerta".

Sin embargo, Claudia Cárdenas Molina, una de las socias de la tienda que comparte con Rosa Icela Andrade, mencionó que le apostaron a un local ubicado en la avenida 4, entre calles 4 y 5.

“Cuando agarramos este local, yo andaba buscando en la (avenida) Panamericana y los locales que había estaban un poco deteriorados, entonces dijimos, vamos a ponerle mucho empeño en eso", comentó.

Aunque preguntaron por los locales les informaron que no estaban en renta, así que de pronto encontraron uno en la avenida 4 que estaba disponible, donde han permanecido ubicados y han tenido éxito.

Los productos que más ofertan en su tienda son los ‘souvenirs’ característicos de México y también de Sonora y Agua Prieta, elaborados en diferentes materiales, detalló Claudia.

Sin embargo los consumidores buscan todo tipo de artículos decorativos para el hogar, llaveros, vestidos, guayaberas e incluso también hay a la venta zapatos.

"Ahorita están las fiestas, gracias a Dios nuestro México estamos triunfando, porque hay fiestas donde me piden: ‘Quiero doce sarapes’ de los más chiquitos al más grande", explicó.

Sus clientes son extranjeros, pero también sonorenses de la región, quienes han encontrado precios más competitivos en su mercancía, que por ejemplo la ofertada en Nogales, refirió.

Sin embargo, para sorpresa de Claudia los turistas no dejan de llegar y tuvo la idea de elaborar en una tela un bordado punto de cruz con los nombres que le han dejado sus visitantes, con el propósito de más adelante hacer un mural con ella.