México.- En el informe, elaborado por la organización, Semáforo Delictivo, que dirige Santiago Roel, se expone que las alcaldías con tasas más altas de homicidio son: Venustiano Carranza, Cuauhtémoc, Tláhuac, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, mientras que las alcaldías con la tasa más baja son Benito Juárez, Cuajimalpa y Coyoacán.

“La reducción en homicidios es alentadora, pero aún tendríamos que ver que la tendencia continúe y salga finalmente de los rojos. Lo mismo para secuestro, nos gusta que se haya reducido en buena proporción, pero continúa en rojos”, comentó Roel.

Adicionalmente, el reporte señaló que el incremento en extorsión y narcomenudeo durante el año muestra que el crimen organizado sigue compitiendo por dominar algunas zonas de la ciudad.

Roel afirmó que mientras el gobierno federal no regule las drogas será muy difícil combatir, “esto de raíz”, puntualizó y añadió que, “es lo mismo que sucede en estados como Jalisco, Guanajuato, Nuevo León o Quintana Roo”.

“La disminución en robo de vehículos también es noticia positiva, ya que la tendencia es a la baja. Este delito es un buen indicador sobre la corrupción y la honestidad en las fiscalías y en las policías, y por eso debe cuidarse”, destacó.

“Hay otros delitos patrimoniales que muestran tendencia a la baja, como robo a casa y robo a negocio, lo que significa que la estrategia va en el sentido correcto, pero todavía falta un buen trecho para meterla a la zona de amarillos y luego a verdes”, concluyó.

La organización Semáforo Delictivo señaló que, durante el tercer trimestre del año, en la Ciudad de México aumentó la extorsión, en un 63%; narcomenudeo, 28%; violencia familiar, 24% y el feminicidio, en un 18 por ciento.

Otros delitos que también registraron un alza, en julio, agosto y septiembre, son el robo a negocio, 17%; homicidio, 16%; violación, 10%, y el robo de vehículo en 1 por ciento.

Las cifras, comparadas con el mismo periodo de 2018, muestran que la incidencia de ocho delitos subió; sin embargo, disminuyó en tres, los cuales son secuestro con menos 30%; lesiones dolosas, menos 8%; y robo a casa, el cual marca un decremento del 6 por ciento.

En este periodo se reportan mil 102 casos de homicidio, con tendencia a la baja, por lo que este delito, en estos nueve meses del año, se registró en un 12.5% por cada 100 mil habitantes, lo que significa debajo de la tasa nacional de 17.9.