OPINIÓN


México.- Veracruz tiene todo para ser granero del país, fuente principal de energía y agua, punto de referencia del turismo de montaña, de playa y de aventura; cita obligada de la Historia de México; referente cultural y gastronómico. Podría alzarse como el principal productor de carne y de silvicultura. A lo largo de sus extenso litoral se podría capturar más de la mitad de la producción pesquera. Cuenta con 22 plantas petroquímicas, tres de los principales puertos comerciales y las principales reservas petroleras del país. Pero no, Veracruz es, sobre todo, un referente de corrupción e impunidad.

El 22 de abril se conmemoran los 500 años de la fundación del primer ayuntamiento de América. La ciudad de Veracruz está lista para la celebración mientras el estado se cae, literalmente, a pedazos. En efecto, Veracruz también es surrealista: en medio de una profunda crisis política, social y de seguridad, se encuentran motivos para festejar.

Cuitláhuac García se ha desgastado en sus cuatro meses de gobierno como cuchillo de carnicero. Sus palabras son su único arsenal político, pero también las ha desgastado en una reiterada enunciación de los males que abruman al estado y que, por lo regular, no van acompañadas de acciones de gobierno para palear el mal. Males que conocía de antemano y que pretende combatir nombrando a personajes de funestos antecedentes -unos acusados de corrupción, otros de colusión con el crimen organizado- como líderes de sector en la lucha anticorrupción.

En Veracruz se comenten uno de cada tres secuestros. La  feminicidios crecieron 149% y el abuso sexual 155%. La postura del gobierno frente a los protocolos que exigen las alertas de género navegan entre la simulación y la omisión. Las fosas clandestinas siguen apareciendo, aún mayores que Santa Fe. Es el estado el principal enemigo de los colectivos que tratan de abatir la violencia feminicida, los casos de desaparecidos, los abusos sexuales, los secuestros.

Mientras el crimen organizado corretea a sus anchas por todo el estado y a su paso incendia camiones y balacea comandancias en un claro desafío al gobierno, el señor García dice que los resultados en seguridad se verán hasta dentro de dos años. Precisó que, aunque ya se integró a los municipios de Xalapa y Coatzacoalcos al Plan de Seguridad Nacional del gobierno federal, una vez que se encuentre en marcha la Guardia Nacional será la encargada de apoyar en la seguridad de la entidad en tanto que se logra tener una policía estatal confiable. Mientras tanto, considera que administrar con tacto el discurso político lo mantendrá a salvo. Pero...

La primera batalla que ya figura entre las derrotas políticas de Cuitláhuac García fue la de intentar destituir al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler -conocido por ser abogado personal del exgobernador Miguel Ángel Yunes y estar ligado a denuncias por malas prácticas,  liberación de presuntos criminales, creación de chivos expiatorios, participación en probables actos de corrupción y violaciones en protocolos de identificación de cadáveres, entre otros-. En términos de relaciones públicas tampoco logró capitalizar el hecho de tener los reflectores al celebrarse el primer juicio político promovido contra un fiscal en el país. Por el contrario, la áspera relación entre ambos acusa con provocar problemas en la coordinación que el aparato de gobierno necesita para lidiar con los serios problemas que aquejan al estado.

El último fraude en el estado se reporta por mil 100 millones de pesos invertidos en cámaras de vigilancia que no funcionan; éstas fueron instaladas en el sistema de videovigilancia a lo largo y ancho de 21 mil kms del estado. La querella señala como responsables al ex gobernador Miguel Ángel Yunes, al Secretario de Seguridad Pública Jaime Téllez Marie y a la empresa.

Sin embargo, el gobernador dio a conocer que para este año se promoverá de manera intensiva la cartelera cultural, que representa un pilar para el estado en materia de turismo, de manera que, además de los recién celebrados Cumbre Tajín y el polémico Carnaval -por eso de los fraudes denunciados en la elección a la reina-, en abril se festejarán los 500 años del Puerto de Veracruz; en mayo tendrá lugar el Festival de Salsa, y en junio celebrarán un magno evento en la Costa Esmeralda. Asimismo, adelantó que a partir del 2020 se incluirá un evento más, la Cumbre Olmeca.