El estado de Veracruz se prepara este año para recibir el paso de más de 4.5 millones de aves de diferentes especies, gracias a que la costa central jarocha es una de las más importantes zonas migratorias del mundo.

La directora general de ProNatura Veracruz, Elisa Peresbarbosa Rojas, destacó que el turismo de naturaleza es un nicho que crece con rapidez en la región del Golfo, debido a la gran cantidad de especies que pueden ser observadas de agosto a septiembre de cada año.

La experta señaló en entrevista con Notimex que entre los visitantes en la reserva destacan los de origen canadiense y estadounidense, pero la llegada de turistas europeos se ha incrementado en los últimos años.

Mientras que el arribo de viajeros nacionales es estable, por lo que se busca incrementar la cifra mediante una mayor difusión de este tipo de turismo, en el que se pueden observar aves como la aguililla de alas anchas, el milano de Mississippi y el zopilote Aura, entre otras.

ProNatura Veracruz trabaja en la instalación de observatorios, exposiciones y diversas actividades, a fin de ofrecer a los turistas nacionales y extranjeros los mejores espacios para disfrutar de este fenómeno natural, único a nivel mundial.

Peresbarbosa Rojas explicó que el calentamiento global ha afectado el tránsito de dichas especies por el país, por lo que el turismo de naturaleza busca concientizar a los visitantes de los efectos de dicho fenómeno.

Este año, ProNatura Veracruz fue reconocida por NatureServe, la ONG más reconocida a nivel mundial para la generación y manejo de información para la conservación, con el premio de Impacto a la Conservación.

Lo anterior, por el trabajo que ha desarrollado desde hace cinco años en la generación de los Diplomados en Restauración Ecológica de Bosque de Niebla y de Manglar, dos ecosistemas prioritarios a nivel mundial. Notimex.