México.-Un equipo de veterinarios de Valencia ha logrado salvar la vida de un minúsculo caballito de mar durante una intervención a la que recurrieron para corregir el prolapso de su bolsa incubadora, según la página web del acuario valenciano Oceanogràfic.

Los machos del hipocampo o caballito de mar tienen un saco donde incuban miles de huevos que reciben de la hembra.

La entrada de los huevos en el saco y su fecundación se realiza en unos 6 segundos. Al cabo de seis semanas el macho comienza a expulsar los alevines, este proceso suele durar varias horas. El esfuerzo que este proceso conlleva hace que, en ocasiones, la bolsa prolapse, es decir, que no se retraiga y quede del revés.

Al descubrir la anomalía, los veterinarios que cuidan de los animales del acuario inmediatamente anestesiaron al animal y devolvieron la bolsa 'invertida' a su lugar.