México.-Por la situación que atraviesa México por el COVID-19, la alcaldía de Iztapalapa, encabezada por Clara Brugada, confirmó que no se realizará la procesión del Viacrucis.

Así que los eventos programados serán realizados en lugares cerrados y sin asistentes, únicamente con los momentos cruciales de la representación que se seleccionarán.

En una conferencia de prensa encabezada por la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, y por el Comité organizador del evento, se especificó que no habrá recorrido por las calles ni la tradicional subida al Cerro de la Estrella debido a las condiciones de alerta sanitaria.

La alcaldesa explicó que esta medida tiene como objetivo evitar las congregaciones multitudinarias y evitar algún contagio masivo de COVID-19.

Además, se indicó que esta celebración en espacios cerrados remite a las primeras ediciones de la representación pues así fue como inició.

Las ganancias económicas de este evento en 2019 fue de, aproximadamente, 6 millones de pesos, ingresos que se restringirán debido a la modificación del programa original.

Se dio a conocer que del total de actores participantes en la representación, únicamente 60 o 70 participarán en este evento.

Cuestionados directamente acerca de si esta decisión no afectaría la tradición de agradecer al Señor de la Cuevita por la terminar con la epidemia del cólera en la zona en el siglo 19, los organizadores indicaron que justamente porque desean continuar con la tradición de agradecer, es que se realizará el evento, de manera simbólica, a puerta cerrada y que ahora es más significativo pues pedirán al santo de Iztapalapa para que termine con el brote de COVID-19.