nCiudad de México.-Volver a grabar en el estudio con su padre para su más reciente álbum, “Hecho en México”, fue para Alejandro Fernández un regreso a sus raíces. Habían pasado 28 años desde su primer y único dueto con don Vicente Fernández, y no grababa música mariachi hacía unos 15.

“Mentí”, el más reciente sencillo de su álbum, llega hoy justo a tiempo para la cerebración del Día del Padre, con un respectivo video en formato animado debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus.

“No me había dado cuenta de cuánto tiempo había pasado que había dejado de cantar música mexicana”, dijo Fernández en una entrevista con The Associated Press por videollamada desde su estudio. “Me di cuenta que era justo y necesario... Creo que no lo pude hacer de la mejor manera que regresar de la mano haciendo un dueto con mi padre”.

Para Fernández, el mariachi lleva al momento “de más éxtasis en los conciertos” y la música tradicional mexicana sabe mejor con los años, sobre todo los temas de desamor como “Mentí”.

“Son canciones en donde uno se bufa mucho de uno mismo, se burla de los cuernos que te ponen o si los pusiste”, dijo. “Necesitas tener tus experiencias, necesitas haberte roto el corazón, te haces adicto como a la herida y el limón, cuando te arde pero te gusta”.

“Mentí”, compuesta por Oliver Ochoa, habla sobre un amor que ya no puede desde la perspectiva de un hombre que ve imposible ser amigo de su ex y es demasiado orgulloso para aceptar que tiene ganas de volver a verla.

En su vida, Fernández tiene un enfoque diferente.

“Yo llevo muy buena relación con todas mis ex”, dijo sonriendo. “Es mejor”.

El mismo Vicente la eligió de entre el resto de los temas de “Hecho en México”, cuando Fernández le presentó las pistas del álbum en un impulso durante una visita a Guadalajara, donde vive su padre, pues originalmente no había considerado hacer un dueto para el álbum.

“Le comenté que solamente al principio de mi carrera me había hecho dueto y caímos en cuenta que no habíamos grabado más canciones a dueto en estudio”, dijo Fernández en referencia a “Qué pregunta muchacho”, incluida en su álbum debut de 1992.

En el video animado, dirigido por el mexicano Pico, padre e hijo viven una aventura en una especie de cómic. “Se hizo como una animación de las revistas de vaqueritos”, dijo Fernández. “Nos hizo mucha gracia”.

Hacer el video animado era la mejor opción ante las circunstancias, sin dejar de lado los caballos, trajes de charro y locaciones típicas mexicanas que suelen ocupar para sus filmaciones.

“Mentí”, compuesta por Oliver Ochoa, habla sobre un amor que ya no puede desde la perspectiva de un hombre que ve imposible ser amigo de su ex y es demasiado orgulloso para aceptar que tiene ganas de volver a verla.

En su vida, Fernández tiene un enfoque diferente.

“Yo llevo muy buena relación con todas mis ex”, dijo sonriendo. “Es mejor”.

El mismo Vicente la eligió de entre el resto de los temas de “Hecho en México”, cuando Fernández le presentó las pistas del álbum en un impulso durante una visita a Guadalajara, donde vive su padre, pues originalmente no había considerado hacer un dueto para el álbum.

“Le comenté que solamente al principio de mi carrera me había hecho dueto y caímos en cuenta que no habíamos grabado más canciones a dueto en estudio”, dijo Fernández en referencia a “Qué pregunta muchacho”, incluida en su álbum debut de 1992.

En el video animado, dirigido por el mexicano Pico, padre e hijo viven una aventura en una especie de cómic. “Se hizo como una animación de las revistas de vaqueritos”, dijo Fernández. “Nos hizo mucha gracia”.

Hacer el video animado era la mejor opción ante las circunstancias, sin dejar de lado los caballos, trajes de charro y locaciones típicas mexicanas que suelen ocupar para sus filmaciones.

“Entendemos y sabemos que son días especiales que queremos estar (juntos) y queremos abrazar, pero ya habrá momentos”, añadió el cantante. “Ojalá que pronto”.