México.-Un video grabado en un barrio brasileño muestra el momento en el que un ladrón se acercó a su víctima, la amedrentó con un arma, que resultó ser falsa, y recibió una brutal golpiza por parte del joven, quien incluso grabó en su celular su defensa.

En el material se observa el instante en el que el delincuente se acerca y el joven sin pensarlo le lanza un derechazo que lo tambalea, con un segundo gope lo lanza al suelo y después lo patea incansablemente en la cabeza.

https://www.facebook.com/PasalavozPuno/videos/1912055692216126/

Hace dos meses, un centenar de presos se fugaron de una cárcel de seguridad máxima en el estado brasileño de Paraíba, en el nordeste de Brasil, informaron fuentes oficiales.

La Secretaria de Administración Penitenciaria (Seap) de Paraíba informó que 33 de los 105 detenidos que escaparon durante las primeras horas de este lunes ya fueron capturados nuevamente.

Para logra su escape, unos 20 hombres llegaron armados con fusiles y explosivos en cuatro coches y efectuaron disparos contra las garitas, el alojamiento y la puerta principal del presidio de seguridad máxima Romeu Gonçalves Abrantes, ubicado en la capital regional, Joao Pessoa, según explicó una nota.

Luego de un tiroteo entre policías y los asaltantes, agentes penitenciarios y policías, la puerta principal fue derribada y un total de 105 presos lograron darse a la fuga.

En una acción simultánea, otro grupo de hombres cerró un trecho de una carretera y un policía militarizado, de 36 años, fue tiroteado en la cabeza y ha sido ingresado en estado grave en un hospital de las cercanías.

Sin embargo, la policía desconoce de momento si las dos acciones estaban relacionadas.

La Universidad Federal de Paraíba, así como algunas escuelas y unidades de salud de la ciudad, suspendieron sus actividades por precaución y "para garantizar la seguridad de los usuarios y de los profesionales", informó la Alcaldía de Joao Pessoa.

Luego de estos hechos la seguridad fue reforzada en los establecimientos que se encuentran abiertos, mientras las autoridades intentan capturar a los presos que se mantienen en fuga.

Se estima que Brasil tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, con 726 mil 712 reclusos, según los últimos datos oficiales de junio de 2016.

La cifra casi duplica la capacidad penitenciaria del país, calculada en 368.049 cupos en 2016.