Chilpancingo, Guerrero.-  Desde hace tres meses se encuentran suspendidos los apoyos a familiares de víctimas de la violencia, así como las jornadas de búsqueda de personas desaparecidas, debido a la interrupción de las actividades en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en Guerrero (CEAV-Gro) provocada por la pandemia del Covid-19.

De acuerdo con el señor Fabián Sánchez Mordaz, padre de una joven desaparecida en Iguala, dijo que la suspensión de actividades en esa dependencia impide a víctimas de la violencia directa e indirecta acceder a la justicia.

Sostuvo que en otros estados e incluso en la Cuidad de México, la CEAV reabrió sus áreas esenciales o dejaron guardias, lo que no ha sido replicado en Guerrero.

Por ello, hizo un llamado al gobierno del estado para que áreas esenciales como la CEAV reanuden sus actividades y no se sigan retrasando los procesos.

La CEAV-Guerrero reconoció recientemente que que no están fluyendo los recursos para las víctimas, fueron suspendidas las becas para hijos de desaparecidos o asesinados y que están detenidos los trabajos de búsqueda, al igual que los procesos de identificación de cuerpos.

Sánchez Mordaz es padre de Dafne Sánchez Delgado, quien desapareció en 2018 en Iguala. Su cuerpo sin vida fue hallado hace unos meses y está en proceso de identificación por parte de la Fiscalía General de la República.