La moda, las nuevas tendencias y los diferentes pensamiento aceptación de las generaciones millennials provocan que las marcas apuesten por distintos tipos de ropa que además del estilo se ajuste a las necesidades de su público.

Por eso Victoria’s Secret, la marca número uno en lencería, ha dado un paso completamente revolucionario con su nueva colección No Padding Is Sexy Now! (Ahora lo sexy es no llevar relleno).

Live in the moment. The Triangle Bralette. #AllMe

Una foto publicada por Victoria's Secret (@victoriassecret) el

La campaña consiste, en la fabricación de prendas sin rellenos, costuras ni aros que empoderan a las mujeres con senos menos voluptuosos y que no pretenden ser grandes. El nuevo Bralette como una de las nuevas tendencias de Victoria’s Secrete, podría interpretarse como una apuesta a la naturalidad y por sentirte orgullosa cualquiera que sea tu talla. Un cambio en el que la palabra sexy se ha ampliado y engloba a toda mujer: altas, bajitas, con curvas o sin ellas. Pues este término habla de una actitud ante la vida más que de una cuestión de forma o peso. Sin embargo, la controversia no se ha hecho esperar; aunque parezca una tendencia fresca e innovadora podría retomar un tema exclusivo para mujeres con pechos pequeños.
Lace. Prints. Strappy details. Triple threat. #AllMe Una foto publicada por Victoria's Secret (@victoriassecret) el

A pesar de que muchos recuerdan que Victoria’s Secret ha promovido siempre los brasiers que realzaban esta zona del cuerpo.

Con la llegada del Bralette al mercado, las críticas se centran más en la afirmación de la firma al decir que esto es lo sexy ahora, excluyendo así a las chicas con pechos más grandes.