México.- Luis Videgaray es el culpable de la compra de una planta chatarra por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), transacción realizada en 2015, a la cual se opuso Emilio Lozoya Austin.

Así lo aseguró Javier Coello Trejo, abogado del exdirector de la petrolera, y quien abundó que su cliente afirmó que Fertinal se encontraba sobrevaluada en un 200 por ciento.

Sin embargo, dijo a Ciro Gómez Leyva, la compra la impuso la Secretaría de Hacienda y Crédito Públic (SHCP), en ese entonces dirigida por Videgaray Caso.

Coello Trejo abundó que cuando se dio la transacción Lozoya Austin dijo que “era muy caro” y que Pemex no tenía dinero para pagarlo.

Insistió en que Fertinal estaba sobrevaluado en un 200 por ciento más menos. Llegaba exactamente a los mil millones que pedían”.

El pasado 18 de junio, se dio a conocer que autoridades de Estados Unidos investigan al ex presidente Enrique Peña Nieto, por un presunto soborno en la compra-venta de Fertinal, que Pemex realizó.

Según documentación entregada por un “informante” bajo pena de perjurio, el ex mandatario federal recibió un soborno por “autorizar” la compra de la empresa con un sobreprecio.

Ello provocó un dañó tanto al patrimonio de la petrolera como al erario.

Peña Nieto aparece en la documentación que tienen las autoridades estadounidenses y que apunta a su “aprobación”, a cambio de sobornos, para que Lozoya Austin pagara 635 millones de dólares por Fertinal, “cuando esta empresa era insolvente”.

Ante toda la aseveración sobre la planta chatarra, el exdirector de Fertinal, Fabio Massimo Covarrubias Piffer, afirmó que, para enero de 2016, cuando se concretó la venta de la planta, ésta era “eficiente y productiva”.

Además, dijo que fue decisión de Pemex en 2015 adquirir Fertinal a un precio que consideró inferior al valor de mercado, en tanto que la operación se realizó con apego a la ley.

Explicó que lo que hizo el comprador se equipara a la compra de un auto en perfecto estado “para desvalijarlo, sacarlo a la calle, provocar un choque y culpar al vendedor del lamentable estado del vehículo”.