Ciudad de México.- Un hombre dejó completamente inservible un Acura NSX 2017 que condujo en una prueba de manejo organizada en el Autódromo de Monterrey.

De acuerdo con imágenes que circulan en redes sociales, el vehículo, con un costo superior a los 4 millones de pesos, quedó destrozado luego de que el sujeto a bordo no siguiera las indicaciones de personal de seguridad.

La prueba de manejo formó parte del evento NSX Track Day, realizado por Acura/Honda, y el conductor habría salido bien librado del impacto. Las condiciones para participar en la prueba descartan cualquier responsabilidad de los organizadores en caso de un accidente.