Ciudad de México.-El rugby es un deporte ligado a los valores y el respeto, aunque siempre está quien rompe con ese estereotipo al dejar acciones poco deportivas durante un partido. Este es el caso el jugador Tommy Makinson, quien protagonizó un doloroso incidente al agarrar de los testículos a un rival y tirar de ellos con fuerza.

El internacional británico agredió de esta manera a Liam Watts durante una melé en el encuentro entre el St Helens y el Castleford de la Super League de rugby, que terminó con victoria de los primeros por 10-0.

La acción de Makinson fue captada y ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales, donde se pide una sanción ejemplar. Por el momento el inglés se enfrenta a un castigo sanción de ocho partidos de suspensión por su agresión a Watts.

Esta polémica surge solo unas semanas después de que la estrella de los Brisbane Broncos de Australia denunciara que una joven australiana había divulgado un vídeo sexual de ambos, lo que se entendió como una presunta venganza pornográfica.