México.-Hombres fuertemente armados, identificados como presuntos sicarios de La Nueva Familia Michoacana (LNFM), se exhibieron a bordo de varias camionetas en el municipio de Tiquicheo, en el estado de Michoacán, supuestamente, en espera de la llegada de hombres del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En un video de un minuto con 43 segundos de duración, se aprecia a los hombres, quienes portan chalecos tácticos y equipos de radiocomunicación, obstruyendo el paso en un camino de terracería al tiempo que gritan “pura Familia Michoacana”.

En tanto, otro sujeto pregunta a uno de sus compañeros: ”¿A Cuántos te vas a reventar con eso?".

El video termina con una toma general de los sicarios a bordo de las camionetas.

En esa entidad existe una fuerte disputa entre integrantes de La Nueva Familia Michoacana con el Cártel Jalisco Nueva Generación, organización comandada por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, quien es originario del municipio michoacano de Aguililla, por lo que busca hacerse del control del estado, su tierra natal.

Michoacán, ubicado en la costa occidental de México, es punto estratégico para la recepción de cocaína de Sudamérica, así como para la distribución hacia Estados Unidos y Europa; también es un lugar clave para la producción de metanfetaminas y marihuana.

Además han proliferado la extorsión, el cobro de piso y los secuestros. También forma parte de la Tierra Caliente y cuenta con uno de los principales puertos marítimos (Lázaro Cárdenas), por lo que su importancia para el crimen organizado es prioritaria.

La semana pasada en los límites de Guerrero y Michoacán, presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) lanzaron volantes desde una avioneta, para ofrecer una recompensa de 5 millones de pesos a quien proporcionara información que llevara a la localización de Francisco Maldonado Bustos, alias “Don José”, presunto líder de la Familia Michoacana en el estado de Guerrero y sus límites con Michoacán.

Los volantes con la leyenda “Se busca”, mostraban la fotografía de “Don José” y abajo de ella se señalaba “Vivo o muerto”, al tiempo que se ofrecía la recompensa millonaria y se revela las distintas zonas en las que presuntamente se esconde. Además también se prometían 500,000 pesos a quien proporcione datos del paradero de “Charo” “Cirilo” y “Chico”, “hermanos de esta rata”.

Al pie se encuentran las siglas del Cártel Jalisco, así como el escudo nacional, las siglas de la Fiscalía General de la República (FGR) y un número telefónico para hacer la denuncia.

De acuerdo con versiones periodísticas, el verdadero nombre de “Don José” es Rodolfo Maldonado Bustos, y se mueve principalmente en Cutzamala de Pinzón, ubicada a unos 30 minutos de Altamirano.

Desde 2012 era un objetivo criminal del gobierno, pero logró escapar del Ejército en octubre de ese año. Siete de sus escoltas fueron detenidos.

En 2016, la entonces PGR ofreció una recompensa de un millón y medio de pesos por información “para la localización, detención o aprehensión de (…) Francisco Maldonado Bustos y/o Rodolfo Maldonado Bustos y/o José Pineda Pineda y/o José González Pineda alias ‘Don José’”.

El gobierno federal le atribuyó la ejecución del ex alcalde perredista de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, así como el asesinato del ex priísta de Coyuca de Catalán, Abel Montufar Mendoza, y de tres soldados que resguardaban el rancho El Pozo, propiedad de la familia Montufar.