Chilpancingo, Guerrero.- En una de las ciudades con mayor percepción de inseguridad del país y de las peores para vivir, comerciantes establecidos en el centro buscan cambiar la imagen de la capital y contribuir a la paz.

Así surgió hace más de dos años el programa Viernes Cultural, un espacio para la música, el baile y la lectura, impulsado por cuatro comerciantes establecidos en el centro de la ciudad.

Evaristo Hernández, uno de los comerciantes que impulsaron el proyecto, afirmó que ante la inseguridad en la ciudad y la decadencia del centro que ya no era visitado por las familias de manera frecuente, decidieron realizar actividades para recuperar espacios.

“Pensamos en hacer algo, los negocios llevan aquí 45 a 50 años, pero el centro cada vez decae más, creímos que con actividades culturales lograríamos llamar la atención de la gente, pero además pondríamos nuestro granito de arena para cambiar la imagen de la ciudad ante situaciones como la inseguridad”, comentó.

"Creemos que son con estas actividades como podemos contribuir y hacer frente a la descomposición social que vivimos. Ojalá alguien más replique estas acciones".

Para transitar de la "violencia a la paz se necesita que todos le entremos" dijo otro de organizadores durante su mensaje a las familias mientras repartían café con pan. En otras ocasiones es té de toronjil con cemitas.

La calle peatonal Morelos que une al zócalo con la avenida Ignacio Ramírez, es el escenario para las presentaciones artísticas y culturales todos los viernes de siete a nueve de la noche.

[caption id="attachment_336056" align="alignnone" width="1055"]Viernes cultural 2 Viernes cultural 2[/caption]

Viernes Cultural inició con una bocina, sin público y sin participantes, actualmente se realizan presentaciones de grupos musicales, orquestas, mariachis, grupos de danza, poesía, realizan presentaciones de libros y en algunos casos realizan lecturas de cuentos y actividades con niños. El espacio en la calle es insuficiente para las familias que se reúnen.

Ayer, se presentaron en la reducida calle la orquesta infantil y juvenil, maestro David Jiménez Elizalde, sus integrantes son estudiantes de la Escuela Estatal de Música, durante una hora ofrecieron una gran variedad de temas, además del grupo Los del Bravo, integrado por estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro).

Debido a la temporada de lluvias, la presentación de ayer fue la penúltima y reanudarán actividades en octubre.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en la primera quincena de marzo de 2019, en Chilpancingo el 86.6 por ciento consideran que Chilpancingo es una ciudad insegura. Tendencia que se ha mantenido desde administraciones pasadas.

Desde 2015, Chilpancingo se ha colocado también como una de las peores ciudades para vivir de acuerdo con el estudio Las ciudades más habitables del país realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Evaristo señaló que son esas cifras y la imagen que se tienen la capital las que buscan cambiar con Viernes Cultural, aunque reconoce que no ha sido fácil pues tampoco cuentan con el apoyo de ninguna autoridad.

En el proyecto participan cuatro negocios: cafetería, dos dulcerías y una tienda de perfumes.