Acapulco, Guerrero.- Pese a los nuevos operativos de seguridad  anunciados por el gobernador del estado de Guerrero,  Héctor Astudillo Flores, para el municipio de Chilapa, y poder así garantizar el regreso a clases, maestros continúan manteniendo cerradas las escuelas porque advierten que siguen recibiendo amenazas del crimen organizado.

El día de ayer el gobernador anunció la implementación de un nuevo operativo de seguridad en Chilapa para garantizar la reapertura de las escuelas que cerraron por la violencia.

El lunes, el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), del que forman parte la Procuraduría General de la República (PGR), el Ejército, la Policía Federal, la Estatal y la Fiscalía General del Estado (FGE), sesionó en este municipio, donde desde hace dos meses, varias escuelas cerraron por amenazas de grupos delincuencial.

“Vamos a dejar a equipos trabajando para hacer cosas sobre el territorio, a efecto de que se puedan intentar acciones que pronto puedan restituir la normalidad en torno a las escuelas”, se comprometió Astudillo Flores.

Asimismo indicó que estas acciones abarcaran a los municipios aledaños como Zitlala y atribuyó que la ola de violencia es disputada entre grupos de la delincuencia organizada por el control del territorio.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), son 100 escuelas las que no han reiniciado labores por el problema de violencia, 64 de ellas se encuentran en la cabecera municipal de Chilapa.