Brasil.- El nombre de Damares Alves quizá no te suene, pero seguro que recuerdas estas declaraciones que pronunció una de las integrantes del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro tras su toma de posesión: "se abre una nueva era en Brasil: "los niños visten de azul y las niñas de rosa".

Pese al aluvión de críticas que recibió la titular de la cartera de Mujer, Familia y Derechos Humanos, la ministra no ha cambiado en nada su discurso. Y ha defendido que "dentro de su concepción cristiana" la mujer debe ser sumisa ante el hombre en el matrimonio y que ver el éxito infantil de Disney, Frozen, convierte a las niñas en lesbianas.

Alves pronunció estas polémicas declaraciones en un evento en el que presentó el programa "Abrace Marajó", que tiene como objetivo disminuir la explotación sexual de niñas, adolescentes y mujeres en esta isla del estado amazónico de Pará.

"los especialista nos han dicho que las niñas allí sufren abusos porque no llevan bragas y no usan bragas porque son pobres", afirmó la ministra convencida, para añadir a continuación:

"vamos a llevar una fábrica de ropa interior a Marajó que genere empleo y a las chicas les salgan más baratas las prendas. Estamos buscando, así que si alguien tiene una fábrica de ropa interior y quiere colaborar con nosotros, que venga".

¿Tú que piensas?