Chilpancingo, Guerrero.- El municipio de Chilpancingo registra un déficit de por lo menos 200 policías, dijo el secretario de Seguridad Pública del municipio, Esteban Espinosa Montoya, quien justificó que eso provoca la violencia en la ciudad.

El funcionario argumentó que no pueden colocar a un policía en los lugares donde se registran hechos delictivos.

Entrevistado en el zócalo de la ciudad, el responsable de la prevención del delito reconoció que pese a los operativos de seguridad que existen con la Policía Federal y militares la violencia continua, pero insistió en que no están rebasados.

“No es que estemos rebasados, sino que simplemente no vamos a poner a una policía en esos puntos (donde se registran hechos de violencia), tenemos que acudir a todos los llamados de auxilio, todas las corporaciones  estamos trabajando en eso en las llamadas de auxilio, no tenemos otra cosa más que seguir trabajando”, dijo.

Tan solo esta mañana fueron hallados dos cuerpos desmembrado a una cuadra de la Fiscalía General del Estado (FGE), en la misma zona donde el 10 de enero tres cuerpos más fueron tirados, Espinosa Montoya atribuyó dichos hechos a la disputa entre cárteles, lo cual dijo todos los saben.

“Lamentablemente pues salieron dos muchachos ahí, dos personas  descuartizadas, no sabemos de dónde provengan, hay que esperar que la fiscalía haga el dictamen judicial que le corresponde”.

“Todos sabemos la situación que hay, no te puedo decir yo más lo que tenemos conocimiento de eso, la situación está entre la pugna de los grupos”, insistió.

Espinosa Montoya reconoció que pese a la coordinación que existe con las corporaciones policíacas, y militares la violencia continua.

Dijo que el municipio cuenta con 110 policías, y se requieren por lo menos 200 más, por lo cual mantienen la convocatoria abierta permanente para los aspirantes.

“Chilpancingo nos falta más policías estamos en eso (…) para Chilpancingo hacen falta unos 200 más elementos, está la convocatoria permanente estamos invitado a todos los jóvenes  que tengan preparatoria que se integren a las filas de la policía municipal”.

El alcalde priista, Marco Antonio Leyva Mena ha reconocido que han tenido un repunte de la violencia, y se han incrementado los homicidios, registrándose hasta tres por día.

La capital es una de las 50 ciudades más violentas del país, y una de las cinco en la entidad.