Chilpancingo, Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, negó que exista una situación grave de violencia en la región Tierra Caliente, derivado del ingreso de grupos criminales, y explicó que se trata de un asunto con “toque mediático”.

Refirió que en cuatro comunidades del municipio de Coyuca de Catalán, se ha generado mucho ruido en torno a hechos que tienen que ver con el ingreso de grupos armados y enfrentamientos, aunque afirmó que no se han encontrado señales de esos presuntos hechos. 

Señaló que se ha entablado comunicación con autoridades y presidentes municipales, para tener certeza de los presuntos hechos violentos, pero solo se ha tenido conocimiento que en los cuatro pueblos, se ha suscitado una balacera.

Las cuatro comunidades con Las Mesas, Santa Gertrudis, Santa Teresa y Zihuaquio, por este ultimo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación, que no fue revelada por Astudillo Flores, sobre los términos.

En la entrevista de este domingo, el mandatario refirió que por “salud personal” no hablaría más del Programa de Fertilizante, y llamó al gobierno federal a culminar entrega de insumos agrícolas a los productores que contaran con vales.