Chilpancingo, Guerrero.- Pese a la violencia que se registra en la capital, y las constantes denuncias del sector empresarial del cierre de negocios por el cobro de cuota, el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena dijo que él tiene “otra visión” de lo que pasa en la ciudad.

En entrevista, al concluir la inauguración del Programa Regional de Modernización municipal, Leyva Mena aceptó que desconoce en qué consiste el programa de seguridad que anunció el gobierno federal para las 50 ciudades más violentas del país, entre ellas Chilpancingo, junto con otras cuatro del estado.

Al alcalde priista se le cuestionó sobre la denuncia hecha por el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el municipio, Adrián Alarcón Ríos, que en lo que va del año han cerrado por lo menos 250 negocios a causa de la violencia, a lo que Leyva Mena le pidió que de a conocer la lista de los nombres de esos comercios.

“Me gustaría que publicaran ellos la lista de negocios para saber (…) yo no estoy diciendo que sean mentiras a mí gustaría que se publicaran nada más”, dijo.

Al primer edil se le preguntó cuáles son las acciones que realizan en materia de seguridad, pues los empresarios también han denunciado que la gente no sale a las calles, ante el incremento de la violencia.

“Bueno esa es una visión de la Coparmex, yo tengo otra visión: yo veo un centro (de la ciudad) un zócalo que está totalmente lleno, sin duda la (alameda) Granado Maldonado también”, señaló.

Los empresarios han manifestado que es en la noche la gente se encierra en sus casas, sin embargo, el edil dijo que “bueno eso es otro tema” e insistió en que lo que tienen que hacer los ciudadanos es formar parte del programa Vecino Vigilante.

Leyva Mena argumentó que la Policía Municipal detiene a delincuentes, pero no hay denuncias y quedan en libertad, por lo que urgió a la ciudadanía que aprendan a hacerlas.

Sobre la estrategia que pondrá en marcha el gobierno federal en coordinación con las autoridades estatales y municipales, dentro de los cinco municipios más violentos de la entidad entre ellos Chilpancingo, el alcalde dijo que hasta el momento no tiene información.

“Estamos en la espera precisamente ahorita de poder ir alineando los temas con la federación y estoy a la espera del llamado que me haga las instancias federales y estatales”.

Negó que no haya coordinación con las autoridades federales para el nuevo esquema de seguridad que habrá de implementar en Chilpancingo.

“No es que haya falta de coordinación, todavía no nos llega la información” y estaría atento al llamado de la federación.

El alcalde no se detuvo ante los cuestionamientos de los reporteros y avanzó sobre el zócalo hacía el Ayuntamiento, mientras una mujer de la tercera edad le pedía una ayuda.

“Por favor señor presidente no me da una ayuda”, exclamó la mujer en dos ocasiones; sin embargo, Leyva Mena no se detuvo y continuó caminando rodeado de su personal.

Sobre la comparecencia del secretario de seguridad pública, Esteban Espinosa Montoya, quien expresó ante integrantes del Cabildo la falta de patrullas, equipo y recursos para la prevención del delito.

Leyva Mena, dijo que hasta el momento el “recurso está aterrizando” y será en este mes cuando se adquieren motocicletas y cinco patrullas más.

Dijo que muchas veces “con imaginación y talento tenemos que suplir la falta de recursos”.

Aseguró que ante la ola de violencia que se vive en la capital, existe una coordinación con la policía estatal y federal, “que juntos y alineados podemos dar un combate más serio al crimen”.