Chilpancingo, Guerrero.- Pese a que ayer se registraron seis asesinatos en Acapulco -la misma cantidad que tuvo el estado de Yucatán en todo el mes de Julio-, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores se dijo confiado de que la nueva estrategia de seguridad del gobierno federal dará resultados.

Entrevistado en las instalaciones de la residencia oficial Casa Guerrero, en Chilpancingo, el jefe del Ejecutivo estatal advirtió que la violencia que generan grupos delincuenciales en el estado no se resolverá en un día, ya que se trata de un tema complejo, que ahora es atendido por una nueva estrategia nacional de seguridad.

“Sigo teniendo confianza en que se logre, no será tan rápido, el asunto de la violencia, el conflicto que hay entre las bandas delincuenciales no es un asunto que se va a resolver en un día, y no es que sea yo pesimista, es un asunto más complejo que empiece a operar un nuevo programa, yo tengo confianza en que las cosas mejoren”, señaló.

Desde el sábado pasado inició  en cinco municipios de Guerrero (Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Chilapa y Coyuca de Benítez) el programa integral anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto, dirigido a los 50 municipios más peligrosos del país, con la intención de reducir el delito de homicidio, el cual presentó un aumento este año.

Mientras que ayer inició el despliegue policial y militar en los cinco municipios del estado  contemplados en el programa nacional, en Acapulco se  registró una jornada de seis asesinatos.

Respecto al caso de Zihuatanejo, el cual no forma parte del programa nacional, a pesar que, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, registra mayor número de asesinatos que Coyuca de Benítez, Astudillo Flores explicó que este municipio tiene un operativo especial.

“No se sacó, los 5 municipios que están reportados son Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Chilapa y Coyuca, apareció de pronto Zihuatanejo como municipio emergente porque se volvió apetitoso, las razones de volverse apetitoso son obvias: la delincuencia dice aquí hay que meter droga, hay que extorsionar porque es un lugar que ha tenido una bonanza turística muy notable”.

“En entonces se hizo un operativo emergente, y hay un operativo exclusivo para Zihuatanejo”, dijo.