Chilpancingo, Guerrero.- Entre 25 y 30 pobladores de la comunidad de Rincón de Chamacua, municipio de Coyuca de Catalán en la región de la Tierra Caliente de Guerrero, gestionan documentación ante el Ayuntamiento para solicitar “asilo político” en Estados Unidos, ante los hechos delictivos en esa zona.

Fuentes del gobierno municipal confirmaron que desde el inicio de la semana, pobladores de dicha localidad han asistido al Ayuntamiento de Coyuca de Catalán para tramitar sus actas de nacimiento, constancias de residencias y otros documentos que les han solicitado para recibir asilo político en los Estados Unidos.

De acuerdo con los habitantes, desde hace dos semanas un grupo de personas armadas arribó al poblado,  tras el asesinato de un presunto líder criminal del área, por lo que decenas de familias dijeron temer por sus vidas.

“La comunidad de Rincón de Chamacua tenía alrededor de 190 familias y tras la amenaza la mitad decidió huir. y 30 personas han decidido solicitar asilo político en Estados Unidos por la violencia que existe en la zona y en toda Tierra Caliente”, informaron fuentes a Bajo Palabra.

En la misma condición que la comunidad de Rincón de Chamacua están los los poblados de San Juan Chamacua, San Juan de la Cruz y Chamacua de Michinela, a los que los divide sólo un río.

Hasta el momento sólo en la primera población se han denunciado actos de violencia en las últimas semanas, pero en las otras tres localidades también se han comenzado a presentar cierres de escuelas y ausencia de maestros.

Por lo que el Ayuntamiento de Coyuca de Catalán ha iniciado una campaña de entrega de documentos gratuitos, ante las múltiples solicitudes de habitantes de la localidad y será el próximo lunes cuando el alcalde, Abel Montúfar, presente a los pobladores que decidan quedarse, una estrategia de seguridad para evitar temas de violencia.

Tan solo en los últimos días, en la Tierra Caliente de Guerrero han sido levantadas 11 personas -en distintos hechos- en los municipios de Arcelia y San Miguel Totolapan.

Pese a ello, ningún municipio de la región de la Tierra Caliente forma parte del operativo anunciado por la federación en las 50 ciudades más violentas del país.

En Guerrero, según informó el propio gobernador, Héctor Astudillo Flores, sólo hay cinco municipios en ese programa: Acapulco, Zihuatanejo, Iguala, Chilpancingo y Chilapa.