Chilpancingo. Desde hace más de siete meses nueve centros de salud se encuentran cerrados en los municipios de Chilapa y Zitlala, por falta de médicos que se niegan a acudir a la zona por amenazas de la delincuencia organizada, informó la secretaria general de la delegación 36 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Beatriz Vélez Núñez.

Los empleados se niega acudir a esas zonas del estado por la presencia de grupos de la delincuencia organizada y por las amenazas de las que son objeto, añadió la también diputada federal del PRI.

Sin precisar el número, dijo que en la región de Tierra Caliente también se han registrado cierras de centros de salud y en Chilapa se han contabilizado siete clínicas cerradas y dos en Zitlala.

Vélez Núñez fue consultada en Casa Guerrero, este día, al concluir el festejo del Día del Estudiante, donde declaró que ante los hechos de violencia han hablado con los comisarios y presidentes municipales, “para que nos cuiden, nos protejan a nuestros médicos. Lo más importante es la salud y se si cuidan a sus enfermeros van a salir adelante”.

Dijo que ante el cierre de las clínicas han organizados brigadas médicas que son resguardadas por el Ejército y policías.

Anunció que el gobernador Héctor Astudillo Flores tendrá una reunión privada con presidentes municipales y comisarios de las zonas más violentas de la entidad, para tratar el tema de las amenazas a los trabajadores médicos.