Guerrero.- En Guerrero “a todos los asesinos los protege la impunidad, se sienten intocables y siguen haciendo de las suyas”, reconoció el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia.

Anoche, Álvarez Heredia compartió en su perfil de Facebook fotografías del ataque a policías estatales y paramédicos de la Cruz Roja en la comunidad de San Juan Tejería, en Taxco de Alarcón, hechos que dijo son “el colmo de los colmos”.

Durante dos años como vocero de seguridad le ha tocado ver todo, escribió Álvarez Heredia: criminales insensibles que le arrebatan la vida a sacerdotes; otros, de la peor calaña social, que le arrancan la existencia a niños, jóvenes, mujeres y familias completas.

El vocero de seguridad reconoció que "a todos los asesinos les protege la impunidad", se sienten intocables y siguen haciendo de la suya porque, justificó, "a los grupos de interés, redes sociales y partidos están más interesados en atacar todo acto de gobierno que tocar el manto impune de los delincuentes”.

“Hoy, el colmo de los colmos, una institución internacional y noble (la Cruz Roja) que además no tiene partido y que sirve a todos sin importar condición social, si es bueno o malo, amarillo o rojo, fue víctima del mal”.

“Aquí no hay de otra: justicia, para castigar a los responsables; seguridad, para prevenir los delitos desde la colonia, localidad, municipio, estado y nación”, escribió el vocero.

“Hoy más nunca, se deben romper las cadenas que perpetúan la impunidad, desde abajo hasta arriba. No es un tema de partidos, es un asunto de todos y de los tres poderes y órdenes de gobierno”, argumentó.

El ataque en Taxco dejó tres policías estatales muertos y un voluntario de la Cruz Roja, además de nueve heridos.

De los cinco paramédicos de la Cruz Roja que resultaron heridos, anoche fueron dados de alta tres.