La mejor forma de fortalecer la democracia y darle la espalda a quien no quiere que se celebren elecciones el próximo 7 de junio, es acudir a las urnas a depositar un voto razonado por el o la candidata que más convenga a los intereses del país, afirmó el consejero del INE, Arturo Sánchez.

A un mes de la contienda federal a la que acudirán a votar más de 83 millones de ciudadanos para elegir dos mil 116 cargos de elección popular, Sánchez Gutiérrez aceptó sin embargo que en el marco de inseguridad que viven algunas zonas “es muy difícil convencer a la ciudadanía que en este contexto salga a sufragar”.

Empero, “de cualquier manera justamente para enfrentar estos problemas hay que salir y emitir su voto. Tenemos que ganarle a quien no quiere las elecciones, justamente participando en las elecciones, no hay otra fórmula”, recalcó en entrevista.

El presidente de la Comisión de Organización Electoral, dijo que además de las autoridades electorales, los partidos políticos juegan un papel relevante para contribuir a que los comicios, que registran ya un avance de más del 60 por ciento, se desarrollen en un marco de civilidad y respecto.

Esto es, “si queremos que no haya este tipo de problemas, si queremos que los partidos políticos sean respetados, los partidos tienen que hacer su trabajo, las autoridades tienen que hacer su trabajo, pero la ciudadanía tiene que hacer una cosa: ir a votar porque es la forma de decirle a los delincuentes, nosotros creemos en el sistema y la democracia y vamos a elegir a quien queramos”.

Aclaró que el trabajo de preparación de la elección sigue en marcha e incluso, en la distribución de la papelería electoral que partió la víspera para los estados de Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora, “nos reportaron que la ruta (…) pasó la noche en paz y tranquilidad y sigue en camino la distribución de las papeletas”.

El consejero electoral resaltó que aunado a ello se avanza en la entrega de nombramientos de los más de un millón de ciudadanos que fungirán como funcionarios de casilla en día de la elección.

De igual forma, se avanza en la preparación y la revisión en todos los distritos del lugar donde se van a instalar las 148 mil 932 casillas electorales y “esto tiene que ser entendido no solamente como que estamos haciendo el trabajo correctamente, sino que también hay condiciones para hacer el trabajo”.

A pregunta expresa, destacó que sin duda hay algunos estados o regiones con más o menos dificultad, pero a pesar de ello el INE continúa con la preparación del proceso electoral.

Consideró que en el país hay situaciones de delincuencia organizada como lo ocurrido en Jalisco la semana pasada o contra algunos candidatos “que no deben ocurrir pero nos ponen en alerta para ver cómo hacemos nuestro trabajo, pero no nos están obstaculizando en el ejercicio de organizar nuestra elección”.

Arturo Sánchez observó que la problemática social que enfrenta el país no es de hoy sino de tiempo atrás; “problemas similares vivimos en el 2009 y 2012 y se instalaron las casillas. Creo que hay que distinguir. No quiere decir que nosotros no nos hagamos cargo de los problemas que tiene el país pero no es nuestra responsabilidad resolverlos”.

En este marco, aceptó que el estado de Guerrero durante los primeros meses del año “era un foco rojo” porque la toma y cierre de oficinas a cargo de diferentes grupos o bien porque los funcionarios “estaban siendo seguidos o vigilados y hubo un par de problemas”.

Y, este tipo de asuntos que sí tienen que ver con la elección, se atendieron y se resolvieron, pero el INE no puede ser Ministerio Públicos para resolver situaciones como las de Jalisco o las de Colima. Notimex.