México.- Luego de que el viernes pasado los pobladores de Chilapa de Álvarez y la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) llegaron a un acuerdo con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, este lunes los niños volvieron a clases. No obstante, la CRAC advirtió que el grupo conocido como “Los Ardillos” sigue acechando en la zona, aun con la presencia de la Guardia Nacional.

"Los maestros están ya dando clases y los niños están yendo. Están escarneciendo a los niños, pero siempre lo he dicho: porque están en las filas de la policía comunitaria no van a dejar de ir a clases. […] Nosotros respetamos al gobierno, sólo pedimos que haya respeto. Estamos trabajando con el gobierno del estado para que se vayan cumpliendo los acuerdos que se han tomado”, aseguró el representante de la CRAC, David Sánchez.

En entrevista durante el programa de Azucena Uresti en Fórmula, Sánchez pidió a las autoridades que detengan a los líderes de “Los Ardillos”, para que la CRAC “no vaya a caer en una confrontación” con ellos. Y es que, aunque ya hay elementos de la Guardia Nacional, el grupo criminal no se ha movido.

"Se movió la Guardia Nacional y los venían siguiendo dos personas armadas del grupo delictivo Los Ardillos. Por eso pedimos que el gobierno mueva a esa gente”, puntualizó Sánchez.