Ciudad de México.- El Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México determinó suspender por segunda vez a los jueces Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio, quienes dejaron en libertad al principal sospechoso de mandar a matar a Abril Pérez Sagaón. Esta acción la llevaron a cabo después de tres semanas de que los habían reincorporado.

A través de un comunicado, el organismo mencionó que esto lo habían hecho con el objetivo de “no transgredir la imparcialidad con la que se deben conducir mientras tenga vigencia la indagatoria administrativa en su contra y no entorpecer el libre desarrollo de las investigaciones que se realizan”.

Cabe mencionar que habían sido reincorporados el 16 de abril como jueces de Trámite, es decir, que sólo se encargarían de organizar documentos y no de tomar decisiones. Aunque este hecho no se comunicó, al hacerse público generó relevantes críticas de diputadas federales de la Comisión de Igualdad de Género e incluso de la fiscal de la capital, Ernestina Godoy.

La justificación para reincorporarlos fue que debido a la emergencia sanitaria de Covid-19 hacía falta personal para cubrir las guardias en materia penal. Las investigaciones respecto a su situación volverán una vez que se hayan retomado totalmente las actividades en la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México.

En el documento donde se informa acerca de la decisión más reciente, el Consejo expuso que si bien no se ha resuelto la existencia de responsabilidad administrativa de estos juzgadores en el caso de Abril Pérez Sagaón, “sus integrantes dispusieron de nueva cuenta la suspensión, pues al ser figuras públicas, son sujetos al escrutinio de la sociedad, por lo que es necesario mantener una buena reputación”.

Los dos jueces se encuentran bajo investigación interna desde noviembre, pues ellos tomaron la decisión de reclasificar una agresión que sufrió Abril Pérez de parte de su ex esposo, Juan Carlos "N". En aquella ocasión, el sujeto la golpeó con un bate mientras dormía y los jueces, en lugar de considerarlo tentativa de feminicidio, lo interpretaron como lesiones y violencia familiar.

A causa de esto, Juan Carlos "N" pudo salir en libertad aun cuando antes se le había interpuesto la medida de prisión preventiva. Hasta el momento, no se ha dado a conocer información sobre la investigación que abrió la Fiscalía de Servidores Públicos para analizar si ellos tuvieron responsabilidad en el feminicidio.

Con información de Infobae