La Máquina Cementera de la Cruz Azul adquirió al argentino Walter Montoya, proveniente del Sevilla de España. El atacante es considerado un gran talento para el fútbol; el club de La Noria le ganó la partida a Boca Juniors de Argentina e Inter de Porto Alegre de Brasil. El volante ofensivo tiene 24 años de edad, no recibió los minutos esperados en el conjunto sevillano para mostrar su gran juego; Cruz Azul lo compró por cuatro millones de dólares, al surgido de la cantera de Rosario Central de Argentina. Montoya llegó a Europa y de inmediato fue llamado a la Selección Albiceleste, comandada por Jorge Sampaoli. El volante solamente jugó siete partidos con Sevilla, señalado como una de las grandes decepciones de la Liga Española por la prensa ibérica.

La Máquina tuvo en su oficina la propuesta de Walter Montoya; analizaron el monto que pedía Sevilla e hicieron una oferta que, inicialmente, no aceptaron, pero la segunda surtió efecto. Tras la salida de Christian "Chaco" Giménez, el equipo de la cementera buscó un relevo similar a las aptitudes del argentino naturalizado mexicano.