Washington, (Reuters).- El gobernador del estado de Washington ordenó el martes a sus ciudadanos que llevaran mascarillas en público mientras autoridades de todo el país tratan de buscar nuevos medios para controlar la pandemia de coronavirus, al tiempo que se empiezan a relajar algunas restricciones y se reabre la economía.

La medida del gobernador de Washington, Jay Inslee, se produce en un momento en que los estados de Arizona, California, Misisipi y Nevada han registrado un número récord de infectados por COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Texas estableció un récord el lunes.

El estado de Washington, lugar de uno de los primeros brotes conocidos de coronavirus, registró un repunte en los positivos en hasta un 35% la semana pasada.

“Se trata de salvar vidas. Se trata de reabrir nuestros negocios. Y se trata de mostrar respeto y cuidarnos los unos a los otros”, dijo sobre la medida de llevar mascarilla Inslee, gobernador del estado de Washington durante dos mandatos y que se presentó además a la nominación demócrata este año.

Aunque Estados Unidos parecía haber frenado el brote durante varias semanas el pasado mes de mayo, los casos aumentaron un 25% la semana pasada, con un repunte de más del 50% en nuevas infecciones en 10 estados, según un análisis de Reuters.

Cerca de una decena de otros estados y algunas grandes ciudades han impuesto las mascarillas. El demócrata y gobernador de California, Gavin Newsom, dijo la semana pasada a los residentes que usaran mascarilla en casi todo momento fuera de casa. [L1N2DV219]

Por todo Estados Unidos, el virus se está desplazando por las zonas rurales y hacia otros lugares en los que inicialmente no había penetrado. En estados donde se levantaron anticipadamente las restricciones que pretendían frenar su propagación, incluyendo Arizona y Texas, también se está experimentando un repunte.

Anthony Fauci, el principal epidemiólogo de EU, dijo a un comité de la Cámara de Representantes que el aumento de casos en varios estados era preocupante y que las próximas dos semanas podrían ser críticas para contenerlos.

La UE considera prohibir la entrada a los estadounidenses

El New York Times informó el martes, basándose en unos documentos obtenidos por el propio medio, que algunos países de la Unión Europea estaban considerando la posibilidad de prohibir la entrada de viajeros procedentes de Estados Unidos, así como de Rusia y Brasil, a medida que las naciones se reabren al turismo.

En marzo, mientras los casos surgían en Europa, el presidente Donald Trump prohibió a la mayoría de los viajeros de los países europeos entrar en Estados Unidos, lo que provocó la indignación de los líderes de la UE.

Si bien parte del aumento del número de casos puede atribuirse a la realización de más pruebas, el porcentaje de pruebas positivas también está aumentando.

Por lo menos cuatro estados están registrando un promedio de más del 10% en la tasa de positivos por el virus, como Arizona, con un 20%. En cambio, Nueva York, que anteriormente fue el epicentro del brote en los Estados Unidos, ha estado informando de una tasa de positivos por COVID-19 de alrededor del 1%