México.- El México de Andrés Manuel López Obrador vive un retroceso que va en contra de las promesas que hiciera durante su campaña, señaló el diario The Wall Street Journal en su columna The Americas, en la que lo acusa de “centralizar el poder, tratar de gobernar por la vía del decreto y la intimidación”.

En la columna, titulada “El retroceso de México”, firmada por Mary Anastasia O'Grady, el rotativo comienza aludiendo a los cerca de 8 mil 500 homicidios cometidos en México en los primeros meses del año, y resalta que se trata de un incremento de 9.6% respecto del mismo periodo de 2018.

El WSJ recuerda que López Obrador asumió la presidencia de México con la promesa de reducir las tasas de criminalidad y mejorar los estándares de vida, pero advierte que tanto “el subdesarrollo como el crimen violento son síntomas de un Estado de derecho fallido”, y que “ninguno de los objetivos de López Obrador se pueden lograr sin un claro compromiso con la certidumbre judicial, de arriba a abajo”.

Sin embargo, se asegura en la columna, el Presidente mexicano va en la “dirección opuesta, centralizando el poder, tratando de gobernar por la vía del decreto y la intimidación, y expandiendo el rol del ejército en el gobierno”.

La columnista advierte que aunque López Obrador crea que puede controlar de ese modo el poder porque el valor del peso se mantiene estable, “el nuevo gobierno hace difícil ser optimista”.

Agrega que aunque el mandatario mexicano se enoje ante las acusaciones de que es antidemocrático, “sus acciones hablan más fuerte que las palabras que dice en sus conferencias diarias”, y pone como ejemplo el memorándum a su administración en el que instruyó a desobedecer la reforma constitucional a la educación aprobada en la anterior administración.