Guerrero.- El extitular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez, encabeza la defensa jurídica de la exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) Rosario Robles Berlanga, a quien se le imputan delitos de ejercicio indebido del servicio público.

En diciembre de 2015, Olea Peláez fue designado como fiscal de Guerrero por el gobierno de Héctor Astudillo Flores, elegido por una imponente mayoría priista. Tres años después renunció al cargo por cuestiones “estrictamente personales”.

Un año antes de su dimisión, el ex fiscal general fue severamente criticado por irse de luna de miel a España, mientras el estado sufría una embestida más de violencia.

Olea mantuvo la racha negativa, luego de asumir en un video grabado en una reunión realizada en Tierra Caliente, en la que afirmaba que el entonces diputado local priista, Saúl Beltrán Orozco, era el “tequilero número uno”, un jefe delincuencial con operaciones en San Miguel Totolapan.

Pese a los varios señalamientos contra Xavier Olea, el gobierno estatal se mantuvo al margen de la FGE, aunque diversos sectores y partidos políticos exigían la renuncia del ahora abogado de Robles Berlanga.

El exfiscal de Guerrero también fungió como abogado del ex alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, que en su momento fue detenido por el homicidio del diputado federal Moisés Villanueva De la Luz.