México.-Muchos mexicanos tenemos problemas con las siguientes dos palabras: Quincena y Ahorro. La mayoría sufre para llegar de una quincena a la otra, por lo que en cuestión de ahorros, es mínima la población que se dedica a ahorrar.

Si tu eres de las que apenas les cae dinero en las manos, se les esfuma, tienes que checar estos tips para alargar tu sueldo sin sentirte limitada.

1. Vuélvete caza promociones

Los 2×1 en las pizzas, los 2×1 en el cine, promociones de alitas, promociones en bebidas, lo que sea al 50% de descuento o te salga más barato, aprovéchalo. Si quieres salir, hazlo pero a aquellos lugares donde puedas ahorrar en tu consumo y los días que te salga barato. No sólo tu lo agradecerás, tus amigos también.

2. Cocina en casa platillos económicos

Es una realidad que comer fuera requiere un gasto mayor que cocinar en casa y más si preparas algo económico como unas enchiladas deliciosas o un caldito de pollo. Realmente puedes gastar muy poco comiendo en casa y no sólo te lo agradecerá tu cartera, también tu salud, pues cocinando tu puedes controlar la limpieza de los platillos, la calidad de los ingredientes, incluso qué tanto aceite utilizas o la sal.

3. Aprovecha para visitar a la abuela

¿Qué es lo que pasa cuando visitas a la abuela? Usualmente preparan platillos riquísimos y terminas muy satisfecha, porque te dicen “¿Quieres más hijita?” y cómo rechazarle un plato más a la abuela, si no sólo está riquísimo sino que lo hace con mucho amor. Aprovecha para visitar a la familia y comer con ellos, será una salida que no te requerirá mucho dinero y te divertirás mucho.

4. Vende aquello que se te dé muy bien

Si se te da la repostería y haces unos cupcakes increíbles, si eres una buenaza haciendo actividades manuales o eres muy buena con los niños, ¡ofrece tus servicios! Vende cupcakes entre tus amigas o con tus vecinas, ofrécete a cuidar a los hijos de una de tus mejores amigas y sé la niñera, donde sea que puedas sacar un dinerito extra, hazlo.

5. Arma maratones de películas

La mejor estrategia para ahorrarte un dinero es no salir y qué mejor que haciendo un súper maratón de películas de terror con tus amigos o con tu novio. Lo único que necesitarán será palomitas y alguien que consiga las pelis y listo. Diversión asegurada

6. Usa el transporte público

Si usas coche para ir al trabajo, te puede salir mucho más económico trasladarte en transporte público al trabajo que llenar el tanque de la gasolina. Si vives cerca, utiliza la bici para ir a trabajar, una excelente forma de ahorrar y hacer ejercicio al mismo tiempo o también puedes quedarte de ver con un compañero del trabajo e irse juntos, así no gastarás tanto.

7. Ten una provisión de guerra

Cuando te sobre dinero o veas que en verdad andas muy gastada, corre al super y compra una provisión de latitas de atún, elotitos y verduras. Ésta será tu provisión en caso de que todo falle y si acaso te llegas a quedar sin dinero antes de lo previsto, al menos así no te quedas sin comer. Y lo mejor de todo es que como es comida enlatada, puede durar bastante tiempo sin echarse a perder y en caso de que no la necesites, siempre se puede quedar en la despensa esperando a ser usada.

8. Baja tus gastos diarios

Nada de ir por el cafecito en las mañanas, ni los dulcecitos o las papitas en las tardes. Puedes ahorrar bastante eliminando ciertos hábitos que sólo te hacen gastar. Estos son fugas en tus ingresos y si en lugar de hacerlos, los sustituyes por cosas que puedes traer de casa, verás que podrás ahorrar más.

9. Deja tu dinero en casa

Sal de casa solamente con lo justo. Será una tentación menos a la hora de ir por el café o detenerte a comprar algo. Piensa si realmente necesitas comprar ese antojo o puedes prescindir de ello.

10. Haz una lista de lo que gastas al día

Si quieres ponerle un alto a tu control de gastos, lleva una lista en la que puedas ir sumando día a día lo que has gastado, lo que llevas ahorrado y lo que dispones para terminar la quincena. No sólo serás consciente del dinero que te queda, sino que así podrás ver en qué es lo que más gastas al mes y tener esos gastos contemplados para el siguiente mes y que no te agarren en curva.

11.Fija un presupuesto

Un presupuesto es el registro de tus ingresos y gastos. En él deben existir dos rubros: lo gastos que tienes que hacer de manera obligatoria (gastos fijos) y los que quieres hacer (gastos variables). Designa una cantidad para cada uno, cubre primero los obligatorios y de lo que sobre prioriza en los que quieres gastar y ponles un límite, explica Cecilia Fernández, especialista en finanzas personales de la consultora empresarial Dalia Empower.

12. Deja de gastar en cosas que no necesitas ni ocupas

Haz una lista de los gastos fijos que tienes que pagar y depura los que no sean indispensables para tu vida cotidiana. Por ejemplo, esa membresía del gimnasio al que vas una vez al mes, cámbiala por hacer ejercicio al aire libre o cancela el contrato de 108 canales de televisión de paga que nunca ves entre semana, dice Fernández.

“No podemos ir a comer a un restaurante y terminar gastando 20 o 30% más de lo planeado. Y así hacerlo con cada gasto que tengamos”, comenta.

2. Deja de gastar en cosas que no necesitas ni ocupas

Haz una lista de los gastos fijos que tienes que pagar y depura los que no sean indispensables para tu vida cotidiana. Por ejemplo, esa membresía del gimnasio al que vas una vez al mes, cámbiala por hacer ejercicio al aire libre o cancela el contrato de 108 canales de televisión de paga que nunca ves entre semana, dice Fernández.

13. Genera nuevos ingresos

Si el dinero no alcanza, habla con tu familia sobre la manera de establecer nuevos mecanismos laborales que hagan que los ingresos aumenten. “Los tiempos en los que el hombre llevaba el dinero a la casa y las mujeres se queden en casa, ya no son viables. No son esquemas que hagan que te alcance la quincena”, dice Chelminsky.

¿Tu qué haces cuando ya te acabaste la quincena? ¡Compártenos tus tips!