México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló este lunes que el ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) que va de Tuxpan a Azcapotzalco ya no ha sufrido ataques o sabotajes en las últimas horas, gracias al reforzamiento de la vigilancia en las instalaciones.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que el crimen organizado estaba “prácticamente apoderado” del ducto. ”Recuerden que, desgraciadamente, estamos importando la mayor parte de la gasolina que consumimos, 600 mil barriles al día, y la mayoría entra por el puerto de Tuxpan y se traslada a Azcapotzalco, porque aquí está el centro de consumo mayor de combustibles en el país”.

“Ese ducto estaba tomado y por eso se tuvo que intervenir. Se cerró y se estableció un sistema de vigilancia especial. No se puede cantar victoria, pero teníamos un acto ilegal de ruptura de ducto casi diario, sabotaje, hasta el viernes a las 11 de la noche. A partir de ahí ya no han podido rompernos el ducto y yo espero que desistan de esa acción”.

Asimismo, reiteró su llamado a la población para que apoyen la lucha contra el robo de combustible no consumiendo este producto y denunciando ante las autoridades cualquier ilícito.

Finamente, adelantó que el operativo de vigilancia se extenderá a todos los ductos de la empresa productiva del Estado, en coordinación con las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), así como con la Policía Federal.