Acapulco, Guerrero.- Buscando reaparecer políticamente a un año de las elecciones del 2021, el exgobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo criticó la administración de la presidenta municipal Adela Román Ocampo y justificó la situación que él y otros ediles provocaron en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco (CAPAMA).

Este día, el también exalcalde de Acapulco acompañó a la regidora del PT, María Elbjorn Trani, a su primer informe de actividades y al final realizó declaraciones contra la actual administración municipal.

Uno de los principales problemas que la presidenta municipal de Acapulco ha reportado es la situación de CAPAMA, tanto de adeudos como de la nómina de trabajadores, que excede más de lo disponible por el gobierno de Acapulco.

En sus declaraciones, Zeferino Torreblanca justificó ese problema, que él junto con otros alcaldes ayudaron a crecer, y dijo que la presidenta Adela Román tenía pleno conocimiento de esa situación.

"Acapulco es una anarquía total", arremetió Torreblanca Galindo, quien en su administración estatal dejó acrecentar la violencia.

También calificó de ignorantes a funcionarios de áreas de finanzas, tanto de CAPAMA como de otras dependencias, y finalmente criticó el viaje que pretende realizar a Dubái.